Países eurozona acuerdan marco recapitalización directa bancaria

miércoles 11 de junio de 2014 18:08 CEST
 

BRUSELAS, 11 jun (Reuters) - Los países de la eurozona alcanzaron el martes un acuerdo para que el fondo de resolución bancaria cuente con capacidad para que pueda ayudar este mismo año en la recapitalización de los bancos en dificultades una vez que hayan utilizado al menos el 8 por ciento de su pasivo total para absorber déficits de capital.

Los líderes de la Unión Europea acordaron hace dos años que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) debía tener la opción de comprar directamente una participación en un banco para deshacer el 'vínculo vicioso' entre gobiernos endeudados y los bancos en dificultades a los que intentan ayudar.

El acuerdo del martes está basado en una propuesta realizada en mayo pasado por el presidente de ministros de Finanzas de la eurozona, Jeroen Dijsselbloem, que permitía la recapitalización directa de la banca una vez que hubieran utilizado el 8 por ciento de sus deudas totales.

La recapitalización directa de la banca por parte del MEDE está contemplada como una medida de último recurso.

"El instrumento podría ser activado en el caso de que un banco fracase en reunir capital suficiente por parte de fuentes privadas y si el país miembro del MEDE es incapaz por sí mismo de afrontar la recapitalización, incluido a través del instrumento de recapitalización directa del MEDE", dijo Dijsselbloem en un comunicado.

La capacidad del instrumento fue reducida finalmente a 60.000 millones de euros.

La crisis financiera global forzó a Europa a perseguir una unión bancaria, en lo que se ha convertido en el principal cambio de paradigma de la eurozona desde la creación de la moneda única, con el objetivo de asegurar una mejor supervisión y mejorar los mecanismos para prevenir crisis futuras.

La unión bancaria prevé en última instancia la supervisión única a partir de noviembre de este año por parte del Banco Central Europeo (BCE), mientras que una nueva agencia, la Comisión Europea y posiblemente ministros de los países miembro de la Unión Europea tendrán la potestad para decidir cómo afrontar los bancos en dificultades.

Si resulta que un banco tiene que ampliar capital hasta finales de 2015, tiene que dirigirse primero a inversores privados para recabar fondos y si no es capaz de conseguir suficiente capital, entonces puede puede pedir apoyo al gobierno.   Continuación...