Constructoras destacan beneficio estatal en el rescate de autopistas

martes 1 de abril de 2014 17:42 CEST
 

MADRID, 1 abr (Reuters) - El presidente de la patronal de las constructoras españolas, Julián Núñez, dijo el martes que un posible rescate público de las nueve autopistas de peaje que están en quiebra, aún en proceso de negociación, beneficiaría al Estado.

El Ministerio de Fomento aplazó el lunes una reunión con las constructoras y concesionarias de las nueve autopistas y con sus bancos acreedores sobre una propuesta que incluye una quita del 50 por ciento de la deuda contraída para afinar algunos detalles..

"El Estado tiene una sociedad en la que no va a meter un euro y va a tener casi 200 kilómetros de autopistas", dijo Núñez, presidente de Seopan, en una entrevista en Radio Nacional de España.

"El que gana es el interés público clarísimo", respondió, tras una pregunta de si el plan supone socializar las pérdidas de estas empresas privadas.

El Gobierno español lleva cerca de un año trabajando en el rescate de estas autopistas, muchas de ellas radiales de la Comunidad de Madrid, que proliferaron durante la burbuja económica anterior a la crisis pero que se han visto afectadas por factores como la caída en el tráfico y el aumento en el coste de las expropiaciones.

El presidente de Seopan afirmó que la voluntad de la patronal es llegar a un acuerdo, pero añadió que en caso de que no hubiera acuerdo, se abriría un largo proceso judicial que sería perjudicial para las partes.

"Las circunstancias han llevado a una solución que por desgracia para nosotros y los bancos es un ajuste durísimo, (pero) está todo provisionado, estas pérdidas no van a afectar a la cuenta de resultados de las empresas", dijo Núñez.

El consejero delegado de uno de los principales acreedores, Banco Santander, Javier Marín, ratificó el martes el apoyo de la banca a los planes del Gobierno. "Lo que hacemos es sumarnos a la iniciativa del Gobierno, que nos parece fantástica es un problema que afectaba a concesionarias, banca y usuarios vamos a tratar de darle solución rápida", dijo el ejecutivo a periodistas.

Fuentes del sector explicaron que aunque tanto las constructoras y concesionarias como los bancos han aceptado a grandes rasgos el plan del Gobierno, intentan afinar algunos detalles respecto a la garantía e interés de unos bonos a 30 años con los que los bancos recuperarían unos 2.300 millones de euros.

El plan del Gobierno trata de evitar un impacto del rescate en el déficit público.

"Estas sociedades tienen una deuda de 4.600 millones de euros. El Estado dice: le ofrezco hacer un canje de esa deuda con una quita del 50 por ciento, que se la voy a pagar con un bono. El Estado va a tener un activo cuyo pasivo se reduce a la mitad", resumió Núñez. (Información de Teresa Larraz con información adicional de Jesús Aguado; Editado por Carlos Ruano)