ACTUALIZA 1-España, el país en el que más sube la percepción de corrupción tras Siria

martes 3 de diciembre de 2013 10:24 CET
 

(Añade detalles)

Por Alexandra Hudson

BERLÍN, 3 dic (Reuters) - España ha caído 10 lugares hasta el puesto 40 en el índice de percepción de la corrupción elaborado por Transparencia Internacional (TI) - el segundo descenso más fuerte después de Siria -, después de numerosos escándalos que han llegado hasta el partido de centroderecha en el poder e incluso a la Familia Real.

El índice para 2013 sitúa a España como una de las grandes perdedoras de puntos, a la altura de Gambia, Mali, Guinea-Bissau y Libia. Solo en Siria, hundida en una guerra civil desde hace dos años y medio, hubo un descenso más fuerte.

La crisis económica que comenzó hace cinco años en España y ha obligado a los gobiernos a adoptar duras medidas de austeridad expuso los estrechos lazos entre políticos y empresarios de la construcción, que ayudaron a alimentar una desastrosa burbuja inmobiliaria.

El extesorero del Partido Popular en el Gobierno dijo a un juez que desvió donaciones en efectivo de constructores a dirigentes del partido y se le han localizado 48 millones de euros en cuentas suizas. El yerno del Rey, Iñaki Urdangarin, está imputado de varios delitos fiscales, así como del desvío de fondos públicos.

"Lo que ha hecho la crisis económica es permitir un mayor debate público sobre la corrupción (...) Se está exponiendo más y eso afecta a las percepciones. En España, cada sector - la política, la familia real y las empresas - estuvo implicado en la corrupción en un momento en el que el país está sufriendo de verdad", dijo Anne Koch, directora de TI para Europa y Asia central.

Los escándalos también han dejado clara la falta de exigencia de responsabilidades con los partidos políticos, incluso la insuficiencia del Tribunal de Cuentas que los audita. Esto llevó al Congreso a reaccionar ante la indignación de los ciudadanos y a elaborar la primera ley de transparencia del país.

España era el único país de la Unión Europea sin una ley que garantizase el derecho de sus ciudadanos a acceder a la información sobre cómo se gastan los fondos públicos. Koch dijo que la nueva ley, que aún no ha sido aprobada por las Cortes, sigue siendo inadecuada.   Continuación...