Vodafone baja tarifas y precios terminales en España

lunes 18 de noviembre de 2013 12:32 CET
 

MADRID, 18 nov (Reuters) - Tras sufrir varios trimestres un continuo descenso de sus clientes a favor de operadoras de telefonía móvil más baratas, Vodafone anunció el lunes un recorte agresivo en sus tarifas y en el precio de los terminales celulares en España.

De esta forma, su tarifa convergente más económica -- que incluye conexión a Internet, telefonía fija y móvil y es actualmente la modalidad más demandada por los clientes particulares -- baja en torno a un 20 por ciento a 35,20 euros al mes, impuestos incluidos.

"Es la tarifa más agresiva en el mercado español", dijo Óscar Vilda, responsable del negocio con particulares de Vodafone en España, en la presentación del nuevo esquema de precios.

La mayoría de las operadoras en España cobran en torno a 42 euros al mes (impuestos incluidos) por una oferta con similares características.

Junto con las tarifas, Vodafone recortó el lunes el precio de los terminales móviles entre 60 y 180 euros.

Vodafone había eliminado en el primer semestre de 2012 las subvenciones de los terminales celulares en España. A cambio de mejorar su margen, la división española del grupo británico perdió cerca de 900.000 clientes en el último año hasta finalizar el tercer trimestre de 2013 con 13,94 millones de clientes.

En estos últimos 12 meses, sus ingresos totales bajaron un 11,2 por ciento a 2.158 millones de euros, un 11,2% menos que un año antes.

"Vodafone tiene una estructura de costes desfavorable frente a los ex monopolios que venden sus terminales móviles con fuertes descuentos junto con sus ofertas convergentes", dijo la semana pasada Bernstein Research en su nota de análisis de los resultados trimestrales del grupo.

Junto con la rebaja de precios, Vodafone dio un nuevo golpe en el mercado de las telecomunicaciones en España al finalizar con la práctica habitual de promocionar las ofertas sin incluir el IVA, lo que encarece la factura final del usuario en un 21 por ciento.

"Queremos cumplir con las recomendaciones del Instituto Nacional del Consumo", dijo Vilda para agregar que, en caso de no sumarse las demás operadoras a esta práctica de publicar el precio definitivo, podrían producirse casos de competencia desleal. (Información de Robert Hetz, editado por Blanca Rodríguez)