Rentabilidad deuda española rebota entre dudas sobre BCE

martes 5 de noviembre de 2013 12:40 CET
 

Por Marius Zaharia

LONDRES, 5 nov (Reuters) - El rendimiento de los bonos españoles rebotaba el martes desde mínimos de seis meses, con los inversores reorganizando carteras antes de una venta de deuda en un mercado plagado de incertidumbre sobre si el Banco Central Europeo dará o no indicios hacia una mayor flexibilización monetaria.

La rentabilidad del bono español a 10 años subía 8 puntos básicos (pb), al 4,10 por ciento, un comportamiento peor que el resto de la deuda de la zona euro, tras haber caído a un mínimo de seis meses del 3,96 por ciento el lunes después de que Fitch mejorara su perspectiva para el rating del país.

La rentabilidad del Bund alemán subía 2 pb al 1,71 por ciento y la de la deuda italiana a 10 años 5 pb, al 4,16 por ciento, mientras que también se incrementaban los de Francia, Austria y Bélgica.

"El mercado quizá se está replanteando si ha ido demasiado lejos en lo que respecta a esperar una respuesta a corto plazo del BCE", dijo Richard McGuire, estratega de Rabobank.

Los bonos españoles subieron el lunes después de la revisión de Fitch. Pero el martes, los inversores hacían hueco para la subasta del jueves de 3.000 a 4.000 millones de euros en bonos con plazo 2018, 2023 y 2026.

"Los inversores están exigiendo un poco más antes de la oferta, pero el sentimiento sobre España sigue siendo optimista y las subastas de esta semana no serían un obstáculo importante para ellos", dijo Nick Stamenkovic, estratega de bonos de RIA Capital Markets.

Si el BCE flexibilizara aún más su política monetaria, recomendaría a los inversores que aumentaran posiciones en España, dijo. Un ambiente de tipos bajos llevaría a los inversores a buscar rendimientos en activos de mayor riesgo, respaldando a la deuda de menor calificación.

Pero el estratega de renta fija de Citi Nishay Patel recomendó tomar beneficios de las posiciones largas en bonos españoles con vencimiento en abril de 2015 ya que, entre otras razones, los que esperan que el BCE recorte los tipos este año pueden quedar decepcionados el jueves. (Traducido por Blanca Rodríguez)