Argentina y España acuerdan gestiones conjuntas por Malvinas y Gibraltar

jueves 26 de septiembre de 2013 18:44 CEST
 

BUENOS AIRES, 26 sep (Reuters) - Argentina y España acordaron realizar "gestiones conjuntas" para pedir a Reino Unido que dialogue con ambos países en las disputas que mantiene por la soberanía de las Islas Malvinas y Gibraltar, dijo el jueves el Ministerio de Exteriores del país sudamericano.

El acuerdo fue el resultado de una reunión en Nueva York entre el ministro de Exteriores argentino, Héctor Timerman, y el jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

"Dialogaron sobre las coincidencias existentes entre la situación de las disputas de soberanía sobre la cuestión de las Islas Malvinas y de Gibraltar", dijo la nota argentina.

"Acordaron realizar gestiones conjuntas instando al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a dialogar en cumplimiento de los mandatos de las Naciones Unidas", agregó.

Londres rechazó el mes pasado una propuesta de España para celebrar conversaciones bilaterales sobre la soberanía de Gibraltar, que cedió a Reino Unido hace unos 300 años.

Los roces entre Londres y Madrid por el enclave se agudizaron en julio, cuando unos barcos gibraltareños lanzaron bloques de hormigón en aguas en disputa para crear un arrecife artificial, algo que según Madrid impide el acceso a sus pesqueros.

Según España, las Naciones Unidas pidieron en la década de 1960 a los dos países resolver el conflicto bilateralmente. Pero, las conversaciones están empantanadas por diferencias sobre el rol que los gibraltareños deberían jugar en las conversaciones.

Argentina, en tanto, reclama la soberanía de las Islas Malvinas, bajo control de Reino Unido desde 1833 y por las que ambos países mantuvieron una breve pero cruenta guerra en 1982 que concluyó con la rendición y la retirada de las tropas argentinas que las tomaron por la fuerza.

Londres se niega a dialogar con Buenos Aires sobre el estatus de las Islas Malvinas sin que las conversaciones incluyan a los isleños, lo que el país sudamericano rechaza.   Continuación...