Breakingviews: Telefónica tomará las riendas en Italia

martes 24 de septiembre de 2013 16:15 CEST
 

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son suyas.)

Por Fiona Maharg-Bravo

MADRID, 24 sep (Reuters Breakingviews) - Por fin Telefónica ha sacado algo de Italia. En 2007, un grupo liderado por el operador español se convirtió en el principal accionista de Telecom Italia, protegiendo a los italianos del interés comprador de AT&T y de Carlos Slim. Sin embargo, la inversión inicial de Telefónica, de unos 2.700 millones de euros, ha sido una debacle tanto estratégica como financiera. Pero ahora, un acuerdo alcanzado con los demás accionistas estratégicos en el seno de Telecom Italia reforzará la influencia de Telefónica en Milán - y, a lo mejor, reconfigurará el mercado de las telecomunicaciones brasileño en beneficio del grupo español.

El acuerdo inicial se materializó a través de Telco, una sociedad holding formada por Telefónica y tres socios italianos. Los grupos italianos han sufrido un fuerte revés con su presencia en Telecom Italia y quieren salir de esta compañía. En esta situación, Telefónica tenía que buscar una salida digna, sin incurrir en problemas regulatorios, sobre todo en Latinoamérica, una región donde comparte intereses de negocio con Telecom Italia.

Por eso, fraguó un complejo acuerdo de recapitalización de Telco, una sociedad fuertemente endeudada con sus socios. Telefónica tiene previsto desembolsar 359 millones de euros en efectivo, neto de un repago de deuda, que volverá en parte a su propia caja. Los españoles comprarán también bonos por importe de 424 millones de euros en manos de sus socios italianos, usando como medio de pago acciones propias procedentes de su autocartera. Y, pendiente de la aprobación de los reguladores, Telefónica quiere aumentar su participación en Telco al 70 por ciento desde el 46,2 por ciento actual, elevando en paralelo a sus derechos de voto al 64,9 por ciento. Además, a partir del próximo año, Telefónica podría ejercitar una opción de compra, quedándose hasta con el 100 por cien de Telco.

En la primera fase de la transacción, Telefónica pagará 5,1 veces el resultado operativo Ebitda previsto de Telecom Italia en 2013, un ratio decente, pero no tan elevado como para debilitar su propio balance. El acuerdo le dará también más tiempo para poner en marcha un proceso de auto-recapitalización en Telecom Italia, que tiene que hacer frente a una deuda neta de 28.800 millones de euros.

Dada su reticencia a inyectar más fondos en una ampliación de capital en Italia, Telefónica podría instar al grupo italiano a vender su división brasileña, TIM Brasil, para reducir deuda.

De esta forma, el ratio de endeudamiento de TI podría bajar a 2,1 veces su resultado operativo, según estimaciones del broker Bernstein. Además, una consolidación en Latinoamérica ayudaría a Telefónica, que podría quedarse con parte del negocio de TIM Brasil.

Hay algunos obstáculos en este camino. TIM Brasil podría enfrentarse a un complejo proceso de desmantelamiento. Los reguladores impedirían probablemente cualquier intento de vender la compañía entera a uno de los otros tres grandes operadores en Brasil. También los planes de Telefónica para Telco requerirán luz verde por parte de los reguladores. Pero si Telefónica llega a la meta en esta carrera, podrá aspirar, al menos, a recuperar su inversión en TI. (Traducido por Robert Hetz)