28 de junio de 2013 / 14:48 / en 4 años

ANÁLISIS-Banca española, presionada por límite pago dividendos

* Limitación en dividendos se suma a nuevas incertidumbres

* BBVA y Bankinter, señalados por política dividendos BdE

* Recomendación BdE sigue dictado FMI ante pruebas estrés

Por Jesús Aguado

MADRID, 28 jun (Reuters) - La recomendación del Banco de España para limitar el pago de dividendos mete más presión a una banca española de por sí castigada por el deterioro económico, nuevas necesidades para afrontar provisiones y la eventual eliminación de las cláusulas suelo en hipotecas, manifestaron el viernes expertos y diversos analistas.

“En el fondo, esta nueva directriz sobre dividendos introduce una mayor incertidumbre a un sector en el que además ya existe un alto grado inseguridad en unos momentos en que no conocemos todavía bien qué nivel de provisiones adicionales van a tener que afrontar los bancos”, dijo el viernes una fuente bancaria que no quiso ser identificada.

El Banco de España recomendó el jueves limitar el pago del dividendo en efectivo para que no exceda en ningún caso del 25 por ciento del beneficio consolidado atribuido en 2013 y también pidió prudencia en el pago del dividendo en acciones .

Esta vuelta de tuerca se suma a un nuevo proceso de saneamiento que exigirá a la banca unas provisiones adicionales de 10.000 millones de euros para cubrir los créditos refinanciados y se produce en un entorno en el que el banco emisor también ha incrementado la presión para que la banca elimine determinadas cláusulas suelo de sus contratos hipotecarios.

La eliminación de estas cláusulas también podría suponer eventualmente un nuevo impacto multimillonario en sus ya deprimidas cuentas de resultados

La fuente bancaria consideró que la recomendación para limitar el pago de dividendos por el Banco de España obedecía a los dictados del Fondo Monetario Internacional (FMI) que había pedido al banco emisor adoptar una “vigilancia proactiva” para garantizar una prudencia elevada en el pago de dividendos.

Detrás de esta medida del Banco de España también estarían las preocupaciones por las próximas pruebas de resistencia a las que se tiene que enfrentar la banca española el próximo otoño y primavera. España afronta con una mayor presión estos ‘stress test’ después de haber recibido 41.300 millones de euros en ayudas europeas.

“No me parece mal que el Banco de España se preocupe por el nivel de solvencia de las entidades. Limitar el pago en efectivo protege la solvencia de las entidades de cara las pruebas europeas de resistencia que se avecinan, pero debe haber otras formas que no incidan tan directamente en la política de pago a los accionistas”, recordó la fuente bancaria.

BBVA, SANTANDER Y BANKINTER, EN EL PUNTO DE MIRA

Algunos analistas consideraron que BBVA, Santander y Bankinter figurarían entre las entidades más afectadas por las recomendaciones del banco emisor debido a que se trata de bancos cuya parte de la remuneración en efectivo es más elevada.

En 2012, BBVA pagó en torno a un 80 por ciento de su dividendo en efectivo (en 2011 se situó en el 30 por ciento), elevándose el pay-out total -- incluyendo el pago en acciones -- por encima del cien por cien, (en el entorno del 130 por ciento), según cálculos de Renta 4.

En el caso de Santander el pago en efectivo de sus dividendos se situó en 2012 en el 50 por ciento del beneficio, aunque en 2011 -un año considerado más normal por falta de provisiones extraordinarias que deterioraron profundamente los beneficios- esta parte se situó en el 20 por ciento.

En el caso de Bankinter, el pago en efectivo en 2012 fue del cien por cien y el pay-out se situó cerca del 50 por ciento (46 por ciento).

Normalmente, el ‘pay-out’ o porcentaje del beneficio que la banca destina a pagar dividendos se suele situar en torno al 50 por ciento a nivel consolidado, pero el elevado nivel de provisiones en 2012 ha hecho que cayeran mucho los beneficios y en cambio el ‘pay-out’ subiera por encima de esos niveles.

Popular y Bankia tienen cancelado el pago de sus dividendos por diversas razones.

En el caso de Caixabank, aunque también hace una combinación entre el pago en efectivo y la retribución en acciones, el dividendo con cargo a 2012 se realizó íntegramente en acciones, situándose el pay-out en el 460 por ciento, según Renta 4.

Por su parte, Banco Sabadell, que también cuenta con un programa del pago en dividendos en acciones, tuvo un pay-out del 24 por ciento en 2012, según este broker español.

Cada vez es más frecuente que otras empresas recurran a complementar el pago de dividendos en efectivo con la entrega de acciones como una forma de reforzar su solvencia.

En 2012 se aprobó un nuevo y más exigente régimen de provisiones y se exigió a las entidades tener un nuevo coeficiente de solvencia, del 9 por ciento, que sólo puede cubrirse con recursos propios de la máxima calidad.

El director general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, se mostró el jueves contrario a que la banca española extremara todavía más la parte de los beneficios que destina a dividendos y recordó que el sector contaba con un importante nivel de recursos propios.

Según datos de la AEB, el exceso de recursos propios sobre mínimos regulatorios es de unos 55.000 millones de euros, con un capital de máxima calidad del 10,77 por ciento. (Información adicional de Julien Toyer; editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below