18 de junio de 2013 / 14:03 / en 4 años

Sequía de crédito frustra exportaciones de PYME españolas

Por Sonya Dowsett

MADRID, 18 jun (Reuters) - Durante tres generaciones, la familia Posada ha exportado castañas confitadas a todo el planeta, pero los planes de expansión se están viendo interrumpidos actualmente por la mayor escasez de crédito en la historia de la empresa.

La sequía y elevado coste del crédito para pequeñas y medianas empresas (PYME) está dificultando la recuperación económica en España, que se encuentra en su segunda recesión en cinco años tras el estallido de una gigantesca burbuja inmobiliaria en 2008.

Con una tasa de paro récord que ahoga el consumo, las exportaciones se consideran un elemento clave para promover el crecimiento y la creación de empleo.

José Posada, propietario del negocio gallego Marron Glacé, que el año pasado vendió productos por valor de 1 millón de euros, sobre todo en países como Japón, Rusia y Angola, quiere entrar en China y Centroamérica.

Pero los bancos que antes concedían créditos alegremente ahora ponen todo tipo de trabas pese a haber recibido al menos 41.000 millones de euros de un rescate europeo.

"Cada vez piden mas garantías, hasta pidieron como aval la hipoteca de mi madre", dice Posada, cuyo abuelo comenzó a exportar castañas a Brasil en los años cincuenta, en barcos que llevaban inmigrantes gallegos a Latinoamérica.

"Nuestra empresa da beneficios pero hay incertidumbre. Los bancos no se fían en nadie".

El dilema de Posada es uno de los problemas clave a los que se enfrenta la economía española.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acudido a Europa en busca de ayuda y el Banco Central Europeo y el Banco Europeo de Inversiones han indicado que estudiarán formas de estimular el flujo de capital hacia las PYME.

Alemania, que busca una oportunidad de mejorar su imagen en un momento de hartazgo entre los socios de la eurozona por la austeridad impuesta por Berlín, incluso se ha atrevido a prometer ayudas de 1.000 millones de euros a las PYME españolas, con un plan similar para Portugal.

RECHAZO AL RIESGO

Sin embargo, los economistas dicen que las instituciones europeas son reacias a exponerse al riesgo de las pequeñas empresas españolas, italianas o portuguesas, mientras que la oferta alemana -pese a tener un carácter simbólico como señal del compromiso de Berlín con la eurozona- es una gota en el océano si se compara con los préstamos bancarios rechazados.

"Es una decisión de relaciones públicas, pero la retórica desde Alemania se ha modificado ciertamente", dijo Alberto Gallo, economista de RBS. "Creo que lo han hecho como un tipo de recompensa para los países que han hecho reformas".

Una mayoría de PYME en España, Italia y Portugal indicaron en una encuesta reciente del BCE que los tipos de interés que les cobra la banca están subiendo, en contraste con los equivalentes en Alemania y Francia. Un informe reciente de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) mostraba que las PYME españolas pagan un 7 por ciento más por los préstamos que sus competidoras alemanas.

Y aparte del coste de los créditos, los temerosos bancos españoles son reacios a conceder préstamos, golpeados por los efectos devastadores de una década de inversiones temerarias en el sector inmobiliaria, y enfrentándose en la actualidad a una tendencia creciente de la morosidad entre los negocios y las familias y unas exigencias mayores de provisiones.

Los préstamos de tamaño inferior a las PYME españolas -definidos como aquellos inferiores al millón de euros- han caído en picado. El año pasado ese tipo de préstamos ascendió a 139.000 millones de euros, la mitad de lo prestado en 2008, y la tendencia continuaba empeorando en lo que va de año.

Los bancos indican que la demanda de crédito ha caído en un contexto de brutal recesión que han empujado a nuevos niveles récord los concursos de acreedores.

Pero lo cierto es que la caída en demanda se ha visto acompañada de un rechazo entre los bancos a exponerse a nuevas morosidades.

"El poder en el banco recae ahora en el responsable de riesgos", dijo una fuente del sector bancario, que habló bajo la condición de anonimato.

EXPORTACIONES Y EMPLEO

Las exportaciones son uno dos elementos positivos que apuntan a un final de la crisis en España. Pero las empresas que quieran escapar al menguante mercado doméstico y recurrir a la demanda externa no pueden conseguir fondos para sus planes de expansión.

"Los bancos no dan un duro, al contrario", dice Enrique Ferrer, que dirige ACR, una fabricante valenciano de unidades de aire acondicionado que quiere aumentar las exportaciones desde los niveles actuales (5 por ciento de las ventas). "Dan cada vez menos y cobran mas por lo que dan".

España registró en marzo su primer superávit comercial desde el inicio de la serie histórica. La caída de los salarios ha incrementado la competitividad y las exportaciones representan ahora alrededor de una tercera parte de la producción económica, una mayor proporción que la de Francia o Italia.

Pero este dato no se traduce en más puestos de trabajo, lo que supone una importante fuente de malestar social en un país con una tasa de paro récord del 27 por ciento, sólo superada por Grecia en la zona euro.

Las pequeñas y medianas empresas son fundamentales para lograr que más españoles entren en el mercado laboral ya que las empresas de menos de 250 empleados suponen la gran mayoría de las empresas.

Las microempresas con menos de 10 trabajadores emplean alrededor del 40 por ciento de la fuerza laboral en España y Portugal, significativamente por encima de la media europea. En Italia, hay hasta el doble de pequeñas empresas que en Alemania, la mayoría con menos de 10 empleados.

DIFICULTADES DE ALTA TECNOLOGÍA

Europa reconoce la importancia de las pequeñas empresas como motor de empleo y el BCE ha dicho que buscará fórmulas de aumentar el flujo de crédito hacia ellas. Esto podría incluir la revitalización del mercado de títulos respaldados por activos (ABS, por su sigla en inglés), que liberaría los balances de los bancos mediante la agrupación de préstamos en nuevos instrumentos para su venta a otros inversores.

Pero el presidente del BCE, Mario Draghi, ha evitado tomar la iniciativa en cualquier iniciativa y dijo que en junio que este tipo de medidas no eran para el corto plazo.

"No creo que veamos salir de esta discusión ningún instrumento potente en el corto plazo", dijo Gilles Moec, economista de Deutsche Bank.

De vuelta en Galicia, el fabricante de castañas confitadas Posada recurrió a una ampliación de capital y una mayor colaboración con otras empresas de su región para sortear las estrictas condiciones de los préstamos bancarios.

Los productos alimenticios son el segundo mayor segmento de la exportación española. Sin embargo, industrias menos tradicionales como la tecnología, consideradas por el Gobierno como clave para el crecimiento futuro, tienen aún más difícil conseguir apoyos bancarios.

"Hemos ido a bancos a pedir préstamos y en la mayoría de los casos la respuesta ha sido negativa", dijo el consejero delegado de una pequeña empresa biotecnológica española, que habló bajo la condición del anonimato. "Están muy, muy poco dispuestos a prestar dinero a una empresa que está en investigación y desarrollo".

El directivo está pensando en trasladar a otro país su empresa de desarrollo de fármacos contra el cáncer, entre cuyos clientes hay farmacéuticas internacionales, debido a la dificultad para acceder a financiación. La compañía está intentando sin éxito lograr alrededor de 10 millones de euros para llevar sus fármacos a la fase de ensayos clínicos.

"No estamos consiguiendo el dinero que necesitamos para ayudar a que la economía avance y no estamos solos en eso", dijo el consejero delegado. (Información adicional de Francesca Landini en Milán, Padraic Halpin en Dublín y Eva Kuehnen en Fráncfort; Editado por Catherine Evans)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below