Crece presión sobre banca española para eliminar cláusulas suelo

viernes 14 de junio de 2013 12:53 CEST
 

MADRID, 14 jun (Reuters) - Aumenta la presión sobre las entidades de crédito que tienen en vigor hipotecas con limitación a la baja en los tipos de interés variables tras una sentencia del Supremo que ha declarado nulas estas cláusulas bajo determinadas circunstancias en las que hubo falta de transparencia.

La Defensora del Pueblo pidió el viernes públicamente al Banco de España que recomienda a las entidades financieras aplicar la sentencia del Supremo después de que sólo BBVA , Cajamar Caja Rural y la nacionalizada NCG Banco anunciasen la retirada de estas condiciones, con perjuicios en sus balances.

Otros bancos que comercializaron estos productos, entre ellos Popular y Sabadell argumentan que la sentencia -en contra de las tres entidades que han retirado las condiciones- no les afecta y que no eliminarán la cláusula de sus contratos al haber informado a los titulares de los créditos suficientemente sobre las condiciones.

BBVA fue la primera entidad en anunciar la aplicación de la sentencia eliminando el suelo en 426.000 hipotecas con un coste para la entidad destimado en 35 millones de euros mensuales con los tipos actuales.

NCG Banco, que aplicaba esta condición al 49 por ciento de sus hipotecas, anunció el jueves a última hora que elimina la cláusula a 90.000 clientes afectados con hipotecas por valor de 6.600 millones de euros.

La oficina del Defensor del Pueblo explica que en los últimos años ha recibido numerosas quejas sobre estas claúsulas y que ya en 2010 planteó al Banco de España y a la Secretaría de Estado de Economía "la necesidad de actuar para proteger a los consumidores sobre estas cláusulas suelo".

La oficina del Defensor del Pueblo argumenta que su petición a que el resto de las entidades retiren la polémica condición busca "evitar la incertidumbre que estos pronunciamientos causan en muchos clientes, que no saben a qué atenerse ni cómo defender sus derechos e intereses".

En este sentido, el lobby de usuarios de servicios bancarios, Ausbanc, ha recomendado a aquellos ciudadanos que tienen cláusulas de este tipo en entidades no afectadas por la sentencia a que acudan a los tribunales.

"Para las restantes entidades, la tónica general es que van a dejar de aplicarlas (...) Seguramente algunas sostendrán que sus cláusulas suelo están notificadas con claridad (...) pero cualquier otra demanda va a ir en el mismo sentido", explicó Hermenegildo Garcia, director de comunicacion de la asociación.

Los analistas de BPI, que destacan que la sentencia no tiene efectos de aplicación retroactiva, analiza el riesgo de aplicar esta medida en entidades no afectadas por la sentencia, particularmente Sabadell y Popular pudiendo eventualmente situar sus balances en territorio próximo a pérdidas en 2013. (Información de Carlos Ruano; Información adicional de Sarah White y Jesús Aguado; Editado por Blanca Rodríguez)