Bolsa española abre con rebote con la prima de riesgo a la baja

viernes 14 de junio de 2013 10:01 CEST
 

MADRID, 14 jun (Reuters) - La bolsa española abrió el viernes con rebote tras una semana de predominio del rojo, después de que unos sólidos datos de Estados Unidos y mantenimiento del rating de España por parte de Standard and Poor's tranquilizaran a un mercado aún pendiente de las políticas económicas de los bancos centrales.

La agencia de calificación S&P dijo que mantenía la nota de España en 'BBB-', en grado de inversión, aunque con perspectiva negativa, subrayando los riesgos al crecimiento a los que sigue enfrentándose el país mientras sigue aplicando su agenda reformista.

La renta variable se beneficiaba también de un mejor clima en los mercados de deuda, con la prima de riesgo española, medida por el diferencial entre el bono del estado español y el alemán a diez cayendo de nuevo a niveles cercanos a los 300 puntos básicos.

"La reciente toma de beneficios ha terminado siendo un sell-off en toda regla debido a una sobrerreacción provocada -pensamos- por una agresiva retirada de los hedge funds de cara al cierre semestral (...) exceso que tenderá a corregirse probablemente a partir de hoy", dijeron analistas de Bankinter.

El mejor valor del Ibex en las primeras operaciones del viernes era la constructora Sacyr-Vallehermoso, que avanzaba un 2,9 por ciento después de que el fondo de inversión BlackRock haya declarado una participación del 3,1 por ciento en su accionariado.

ACS también encabezaba las subidas (+1,77 por ciento) tras el anuncio de su filial alemana Hochtief de que lanzará la próxima semana una recompra de acciones de hasta 260 millones de euros, apenas dos meses después de vender su división de aeropuertos por 1.100 millones de euros.

El mercado seguía pendiente además del efecto en la banca de las anulaciones de las llamadas cláusulas suelo de las hipotecas, que algunos periódicos calcularon en 1.000 millones de euros anuales.

BBVA, que anunció que eliminaría esas cláusulas de sus contratos hipotecarios, era el mejor valor del sector al avanzar 1,49 por ciento, mientras que su principal rival, Santander avanzaba un 1,18 por ciento.

Popular, que al cierre del mercado efectuará un contrasplit en la proporción de una acción nueva por cada cinco antiguas, volvía a ser el peor de la banca y cedía un 0,85 por ciento tras perder la víspera más de un 4 por ciento.   Continuación...