Popular absorberá en 2013 impacto de nuevas reclasificaciones

lunes 10 de junio de 2013 12:56 CEST
 

MADRID, 10 jun (Reuters) - El presidente de Banco Popular , Ángel Ron, aseguró el lunes que la entidad afrontará en 2013 cualquier eventual necesidad de capital que se derive como consecuencia de las nuevas normas de refinanciación de carteras crediticias con sus propios márgenes y provisiones.

"Aunque las entidades tienen hasta el 30 de septiembre para estudiar y determinar cómo le afectan estos nuevos criterios de interpretación de la reclasificación de los créditos reestructurados y refinanciados, podemos avanzar (...) que el banco absorberá en 2013 el impacto de las reclasificaciones que se practiquen", dijo Ron en su intervención ante la junta.

La entidad cuenta con un colchón de provisiones genéricas de 3.155 millones de euros y un margen de explotación de 405 millones, según datos del banco del primer trimestre de 2013.

La banca española se enfrenta a un nuevo proceso de saneamiento que exigirá un nuevo sacrificio que modificará las expectativas y el mapa bancario a corto plazo.

El Banco de España ha dado los primeros pasos para obligar a la banca a cubrir con más contundencia los créditos refinanciados, consideradas por algunos como una fuente oculta de pérdidas por la continuada recesión económica.

Banco Popular se vio obligado el año pasado a realizar una ampliación de capital de 2.500 millones de euros para limpiar el balance de activos tóxicos inmobiliarios tras el análisis de la consultora Oliver Wyman sobre la banca española.

En el mercado se teme que los más de 41.000 millones de euros utilizados por la banca española de un crédito europeo de hasta 100.000 millones de euros para sanear la banca española pueda no ser suficiente.

En este escenario, el propio presidente de Popular se mostró cauto sobre las perspectivas del sector financiero español y no se atrevió a anticipar cuándo se producirá el pico más alto de la morosidad del sistema.

"La intensidad de la crisis y las dudas sobre su ya larga duración, nos impulsan a ser muy cautelosos, acumulando provisiones y capital para poder atender una evolución de las condiciones que se aparte de lo previsible", aseguró.

La junta de la entidad aprobó el lunes un contrasplit en la proporción de una acción nueva por cada cinco antiguas. La operación implica que los titulares de acciones de Popular a cierre del día 14 de junio (viernes), recibirán una acción nueva, de valor nominal 0,50 euros, por cada cinco acciones antiguas de valor nominal 0,10 euros en su poder.

Ron reiteró además en su junta que tomará una decisión sobre cuándo retomar el reparto de dividendo en el segundo semestre de 2013, y supeditó esta medida "no sólo a la evolución de los resultados del banco sino también a este entorno (económico) tan cambiante". (Información de Jesús Aguado; editado por Carlos Ruano)