El Congreso español pone punto final a los gin-tonic subvencionados

martes 4 de junio de 2013 18:04 CEST
 

Por Fiona Ortiz

MADRID, 4 jun (Reuters) - Un refrescante gin-tonic podría ser justo lo que los congresistas españoles necesitaban tras sesiones debatiendo sobre el paro, las protestas ciudadanas, una economía que se hunde y otros problemas.

Pero los cócteles alcohólicos subvencionados en las cafeterías han desencadenado la indignación entre los españoles que sufren la crisis.

Por ello los líderes de los partidos políticos acordaron el martes eliminarlos del menú.

Los bajos precios fijados suponían que los diputados podían disfrutar de un gin-tonic por 3,45 euros - alrededor de la mitad de lo que cuesta en un bar.

El asunto salió a la luz cuando se comenzaron a recibir ofertas de las empresas de catering para llevar las cafeterías que tenían que garantizar servicios que incluían un menú de 9 euros y unos baratos gin-tonics.

"No hay dinero para comedores, pero sí para ginebra", dijo Maite Estrada Salvador en una carta a El País la semana pasada.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha elevado los impuestos y ha recortado el gasto en educación y sanidad para tapar un enorme agujero presupuestario. Mientras tanto, han aflorado una serie de escándalos de corrupción que han socavado su credibilidad y las encuestas muestran que los políticos tienen la peor imagen pública, con una desaprobación del 93 por ciento.

Alfonso Alonso, portavoz del gobernante Partido Popular en el Congreso, dijo que el asunto de los gin-tonics había dado a los diputados una imagen frívola.

"Crea malestar en los ciudadanos, que tienen razón, y por tanto la Mesa ha decidido modificarlo y creo que ha hecho bien", dijo a periodistas.

Las buenas noticias para los diputados son que se mantienen otros precios fijos en la cafetería - entre ellos una caña de cerveza por 0,95 euros, frente a los 1,5-2 euros de un bar. (Información adicional de Edgar Aribau; Editado por Rodrigo de Miguel)