Bolsa española cierra con leve recorte mientras persisten dudas

jueves 30 de mayo de 2013 18:02 CEST
 

MADRID, 30 may (Reuters) - El Ibex 35 de la bolsa española cerró con una leve variación a la baja el jueves, al mantenerse las incertidumbres sobre el rumbo de la economía mundial y las políticas de los principales bancos centrales.

Tras una apertura en positivo en Wall Street, los índices se alejaron de sus peores niveles de la sesión aunque con una extrema volatilidad, mientras los inversores consideraban que la Reserva Federal estadounidense podría pensárselo dos veces antes de retirar las medidas de estímulo económico después de unos datos macroeconómicos desfavorables.

"La gente no está por tomar posiciones claras ante el vaivén de los indicadores que se van recibiendo, por lo que todo apunta a que nos vamos a seguir moviendo en horizontal en los próximos días hasta que no se observe claramente la tendencia económica", dijo un operador en Madrid.

En Europa la mejoría en la confianza económica, mayor de lo esperado, sostuvo a las principales plazas europeas, que mostraron un comportamiento mejor que el selectivo español, a la inversa de lo ocurrido en la víspera.

El Ibex-35, que el miércoles cayó un 0,82 por ciento, se dejó un 0,1 por ciento, y el FTSEurofirst 300 subió un 0,3 por ciento tras bajar un 1,79 por ciento el día anterior.

En renta fija, tras un breve repunte inicial, la prima de riesgo española se situaba en los 284 puntos básicos , dentro del rango de 276-300 puntos en los que se ha movido desde finales de abril.

Entre valores bancarios hubo tendencias dispares, con alzas del 0,4 por ciento en BBVA y descenso del 0,11 por ciento en Santander. Popular, muy castigada el año pasado por un ampliación de capital para cumplir con las nuevas exigencias regulatorias, continuaba con la tendencia positiva en lo que va de año (10,58%) y subió un 0,31 por ciento.

Entre otros grandes valores, IAG rebotó tras la caída de los últimos días y sumó un 2,26 por ciento, mientras que la aseguradora Mapfre subió un 1,89 por ciento, tras recibir mejoras en los precios objetivos que estiman varias casas de análisis, y el peso pesado Telefónica lastró al Ibex con una caída del 1 por ciento.

Repsol, que anunció formalmente sus planes para recomprar los 3.000 millones de euros emitidos en preferentes con una combinación de efectivo y bonos y una quita del 2,5 por ciento, cayó un 0,33 por ciento.

Su accionista Sacyr fue el peor valor de la sesión con una caída del 4,11 por ciento que operadores atribuyeron a tomas de beneficios tras escalar el valor más de un 19 por ciento en las cinco sesiones anteriores y un 41 por ciento en lo que va de mes.

Fuera del selectivo, Campofrío brilló con alza de un 2,2 por ciento después de que el grupo chino Shuanghui International comprara Smithfield Foods, matriz de la española, por 4.700 millones de dólares en metálico . (Información de Tomás Cobos; editado por Carlos Ruano)