Los argentinos recurren a las cajas de seguridad para guardar sus dólares

martes 28 de mayo de 2013 20:15 CEST
 

Por Guido Nejamkis

BUENOS AIRES, 28 may (Reuters) - En una sucursal bancaria del centro de Buenos Aires, un grupo de personas espera ansiosamente a que un empleado los conduzca, de dos en dos, hasta una bóveda para acceder a sus cofres de seguridad.

"El ritmo es tremendo. Así todo el día. Yendo y viniendo, no se para nunca", se quejó el empleado, cansado de tener que escoltar hasta la bóveda a decenas de clientes cada día.

Las cajas de seguridad bancarias se convirtieron en Argentina en un bien codiciado por empresas, inversores y ahorradores, que buscan un lugar seguro donde resguardar sus dólares por el temor a que el Gobierno se los confisque.

Los argentinos atesoran fuera del sistema bancario entre 40.000 y 50.000 millones de dólares sin declarar. Además de en cajas fuertes y cofres de seguridad guardan sus billetes verdes en neveras y debajo de sus colchones, y algunos los esconden hasta debajo de una tabla floja del suelo o en tarros de cocina.

Según el Gobierno, la nación sudamericana es la segunda del mundo detrás de Rusia, sin contar a Estados Unidos, con mayor cantidad de billetes verdes físicos en mano de individuos.

La demanda de cofres se disparó por la incertidumbre que generaron unas restricciones a la compra de dólares impuestas a finales de 2011 para frenar una fuga de capitales. Se han popularizado tanto que algunos bancos estudian cobrar un cargo a los que acudan a sus cajas con una frecuencia fuera de lo usual.

"Vengo a sacar dólares a la caja de seguridad cada vez que necesito. No guardo el dinero en cuentas, y menos dólares. No le tengo confianza al sistema bancario, no le tengo confianza a nada en este país", dijo Andrea, una abogada de 45 años que pidió anonimato y debió esperar un mes para conseguir un cofre.

Desde el inicio del control de cambios, el peso argentino perdió casi la mitad de su valor por la alta demanda del billete verde en el mercado negro y los ahorradores retiraron unos 8.000 millones de dólares en los bancos, casi el 50 por ciento de los depósitos en moneda extranjera.   Continuación...