Renta Corporación espera salir de concurso con daciones en pago

miércoles 17 de abril de 2013 11:51 CEST
 

MADRID, 17 abr (Reuters) - Renta Corporación espera salir del concurso de acreedores con una serie de medidas entre las que contempla la entrega de activos a acreedores a cambio de la cancelación de deudas y el reforzamiento de sus fondos propios.

Según una nota remitida el miércoles a requerimiento del regulador bursátil español, el grupo inmobiliario espera que se levanten los efectos de la declaración de concurso "a la mayor brevedad", para lo cual presentará a los acreedores una propuesta de convenio.

"(La propuesta contempla) la reestructuración a largo plazo del resto del pasivo del grupo, a fin de obtener el tiempo suficiente para generar los recursos con los que poder hacer frente, al menos parcialmente, a dicho pasivo", dijo la empresa.

Renta Corporación pidió el concurso de acreedores a mediados de marzo debido a "tensiones de tesorería", sumándose a mediados de marzo al largo listado de empresas del sector que no pueden atender sus deudas en un contexto de grave crisis del ladrillo en España. La empresa tiene una deuda total de 202 millones de euros y activos por cerca de 160 millones de euros.

La empresa reconoce que tendrá también que reforzar fondos propios -con la "conversión o mantenimiento de préstamos participativos y la recuperación de la cotización bursátil", que se encuentra suspendida en estos momentos- para paliar las pérdidas de los últimos ejercicios y las que puedan producirse por las daciones en pago.

Aunque al cierre de 2012 la empresa se encontraba en causa de disolución por ser su patrimonio neto inferior a la mitad de sus activos, había esquivado este extremo gracias a la decisión del Gobierno de prorrogar una normativa que impide este supuesto.

La deuda financiera del grupo asciende a 162 millones, con la SAREB (el banco malo español), Banco Popular, ING Real Estate Finance, Deutsche Bank, SAE, Banco Caixa Geral, Caixabank, entre sus acreedores. Según una fuente conocedora de las conversaciones con los bancos, el mayor acreedor es la SAREB con unos 50 millones de euros.

Además, el grupo tiene una deuda de 23 millones con Hacienda y otros pasivos con acreedores minoritarios.

Las existencias a 12 de diciembre incluían 128 millones de euros en suelo - el activo más ilíquido del sector- y 21,7 millones de euros en edificios.

En 2012, Renta registró un beneficio neto de 3,6 millones de euros, con unas ventas de 52,5 millones, aunque de esta cifra 36,2 millones correspondieron a entregas de activos a la banca acreedora como parte de la refinanciación acordada en 2011.

En los tres primeros meses del año, el grupo registró una pérdida de 1,3 millones de euros, con unos ingresos de 3,34 millones de euros, según la información remitida el miércoles a la CNMV. (Información de Tomás Cobos; editado por Blanca Rodríguez)