Ibex no logra recuperar los 8.000 puntos a la espera de BCE

miércoles 3 de abril de 2013 13:25 CEST
 

MADRID, 3 abr (Reuters) - El principal índice de la bolsa española mantenía las pérdidas a mediodía del miércoles tras un intento fallido de recuperar el nivel psicológico de los 8.000 puntos, en una sesión de cautela a la espera de los comentarios del Banco de Japón y, sobre todo, del BCE.

"La sensación es que el conflicto chipriota parece empezar a olvidarse en lo que se refiere a su importancia sobre el mercado y que el enfoque más probablemente acertado para lo que queda de semana debería ser más bien optimista", dijeron analistas de Bankinter.

"Kuroda (Haruhiko, gobernador del Banco de Japón) podría anunciar medidas concretas para depreciar más el yen, el Banco Central Europeo (BCE) podría ofrecer una actitud menos dura y los datos de empleo americano del viernes podrían salir buenos", añadieron.

Mientras en Japón los analistas coinciden en que es previsible que se materialicen las esperanzas, en el caso del BCE la gran mayoría de economistas cree improbable el recorte de los tipos de interés esta misma semana, pero no se descartan señales de futura relajación monetaria o un anuncio de nuevas medidas no convencionales de estímulo.

Entre los motivos de precaución también se encontraban la próxima publicación de datos macroeconómicos de Estados Unidos -especialmente el informe laboral del viernes- para comprobar la salud de la primera potencia económica mundial.

En España, la atención de los inversores estaba en la subasta de deuda del Tesoro del jueves, donde según Análisis Bankinter "podría enfrentar una demanda final menos firme debido a la reciente corrección del déficit fiscal 2012 desde 6,7 por ciento hasta 7 por ciento".

Con pocos factores de peso que muevan en uno u otro sentido a los mercados de renta fija, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 359 puntos básicos (pb), apenas por debajo de las últimas transacciones del martes.

En renta variable, el desmentido de Verizon Communications en el sentido de que no tiene actualmente intención de fusionarse o comprar a su competidora Vodafone presionaba a las plazas europeas después de que el martes se vieran respaldadas por informaciones que apuntaban en el sentido contrario.

Ante este contexto, y sin perder de vista el recrudecimiento de la tensión entre las dos Coreas, el Ibex-35 perdía un 0,93 por ciento 7.975,6 puntos. El FTSEurofirst, menos lastrado por el efecto periférico y con menor peso de la banca que el índice español, cedía un 0,19 por ciento.   Continuación...