7 de febrero de 2013 / 16:08 / en 5 años

La UE quiere compartir tuberías para reducir coste de banda ancha

* UE quiere que agua y luz compartan con telecos

* Cavar zanjas supone hasta el 80% del coste

Por Claire Davenport y Francesco Guarascio

BRUSELAS, 7 feb (Reuters) - La Comisión Europea quiere que las empresas de agua, luz y gas compartan sus tuberías subterráneas con las empresas de telecomunicaciones para reducir el coste de tender cables de fibra óptica para conseguir conexiones de banda ancha más rápidas, según un documento de la Comisión al que tuvo acceso Reuters.

La Comisión intenta ayudar a las empresas a reducir el coste de construir redes de fibra porque las redes basadas en cobre del continente no pueden sostener el ritmo al que se está expandiendo el uso de Internet, en especial en dispositivos móviles.

Se espera que el uso de datos móviles crezca tres veces más rápido que el tráfico a través de ordenadores.

Los analistas calculan que compartir conducciones puede ahorrar a las empresas entre un 30 y un 50 por ciento en el despliegue de cables, lo que según la Comisión supone hasta el 80 por ciento de los costes. Por ejemplo, en Reino Unido los costes oscilan entre las 20 y 100 libras (entre 23 y 116 euros) por metro.

Además, las empresas de telecomunicaciones no se han dado prisa por colocar unos cables que se amortizan en 30 ó 40 años.

Un borrador de regulación indica que las operadoras de redes, que incluyen puertos, aeropuertos y servicios de basuras, estarían obligadas a dar acceso a sus conducciones a las empresas de banda ancha “bajo términos y condiciones justos, incluyendo el precio”.

“Esta regulación aspira a reducir los costes del despliegue de infraestructura física apta para redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad”, indicó la propuesta de la comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes.

La Comisión se ha inspirado en París, donde empresas como France Telecom utilizan las alcantarillas de la ciudad a precios rebajados para tender la fibra.

Las antiguas redes de cobre son propiedad de las grandes firmas europeas de telecomunicaciones, como France Telecom, Telefónica o Deutsche Telekom, que heredaron las líneas cuando fueron privatizadas en los 90. Empresas como Iliad pagan un alquiler por utilizar esos cables.

Las empresas más nuevas señalaron que darían la bienvenida a esta estrategia si se aplica, según un grupo de presión con sede en Bruselas que las representa.

“Dado que las operadoras alternativas son las inversoras líderes en redes abiertas de fibra, respaldamos firmemente la ambiciosa iniciativa de la Comisión”, indicó Erzsebet Fitori, directora de asuntos regulatorios en la Asociación Europea de Telecomunicaciones Competitivas.

Un grupo de presión que representaba a las mayores empresas europeas de telecomunicaciones declinó hacer comentarios.

Estas firmas no han buscado más conducciones para colocar fibra, pero sí han hecho campaña porque se reduzcan las barreras regulatorias para comprar a rivales más pequeñas y así reducir el número de jugadores en un abarrotado mercado.

Aunque Neelie Kroes está a favor de una mayor consolidación, el responsable de competencia de la UE, Joaquín Almunia, ha ejercido un fuerte control sobre los intentos de las compañías por fusionarse.

Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below