11 de enero de 2013 / 13:12 / hace 5 años

Los recortes presupuestarios deben continuar, dice Rehn

* Ejecutivo UE insta a países a cumplir objetivos fiscales

* FMI, economistas hablan de impacto dañino de austeridad

Por Robin Emmott

BRUSELAS, 11 ene (Reuters) - Europa necesitará más recortes presupuestarios para salir de su crisis de deuda pese al reconocimiento por parte del Fondo Monetario Internacional de que reducir los gastos puede ahogar las economías, dijo el viernes el máximo responsable económico de la UE.

El daño causado por una austeridad agresiva puede ser hasta tres veces superior a lo pensado hasta ahora, dijo el año pasado el organismo con sede en Washington, tras prescribir previamente drásticos recortes de déficit para la zona euro. Desde entonces ha cambiado su opinión, abogando ahora en contra de obligar a países muy endeudados como Grecia a reducir sus déficit demasiado rápido.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, dijo que el estudio de octubre del FMI, que fue actualizado este mes, no era aplicable a todo el mundo, y que no tenía en cuenta que los inversores esperan que los gobiernos actúen para controlar su deuda.

"Se tiene que tener en cuenta el efecto de confianza", dijo Rehn a diplomáticos y ejecutivos durante un discurso en Bruselas, añadiendo que el impacto de la austeridad difería entre los países dependiendo de si seguían teniendo acceso a los mercados.

La diferencia de opinión parece marcar una división dentro de la "troika" de organismos internacionales - la Comisión, el FMI y el Banco Central Europeo - sobre cómo actuar ante las frágiles economías europeas que intentan salir de la recesión en 2013.

Ante un escenario de desempleo récord, muchos economistas creen que recortar gastos en casi todos los países de la zona euro llevó al bloque a su segunda recesión desde 2009 el año pasado.

Pero el jefe del BCE, Mario Draghi, rechazó cualquier idea de relajar los esfuerzos para reducir la deuda soberana.

"Se han hecho tantos avances y sacrificios que volver a una situación insostenible no estaría bien", dijo el jueves en la rueda de prensa mensual del BCE.

Rehn dijo que los recortes de gastos hechos por los gobiernos habían hecho más sostenibles los presupuestos y la deuda pública, pero que se tenía que seguir haciendo más porque las cargas seguían siendo altas.

"¿Qué habría sucedido si Italia hubiera relajado su política fiscal en noviembre de 2011?", preguntó Rehn.

"La razón por la que los rendimientos de los bonos de Italia empezaron a dispararse fue precisamente que Italia no respetó sus compromisos", dijo Rehn, recordando la inestabilidad política y el incremento en los costes de financiación que llevó a Silvio Berlusconi, el entonces primer ministro, a abandonar el cargo.

Enormes déficits presupuestarios han estado en el centro de los problemas de la zona euro después de una década de crecimiento alimentado por el crédito y posteriores rescates bancarios de los gobiernos cuando estallaron las burbujas inmobiliarias.

El déficit presupuestario de Grecia llegó a 15,6 por ciento en 2009 después de que el gobierno saliente revelara que había ocultado su endeudamiento, desencadenando una crisis que se extendió al resto de la zona euro.

"Seamos realistas, Italia tiene una deuda pública de más del 120 por ciento", dijo Rehn. También apuntó a Francia y España como países que necesitan cumplir objetivos fiscales fijados por la UE este año, negándose a decir si se les daría más tiempo. (Información de Robin Emmott, editado por Ruth Pitchford, traducido por Blanca Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below