28 de diciembre de 2012 / 12:47 / en 5 años

Mitad de los vascos, partidarios de una consulta como en Cataluña

BILBAO, 28 dic (Reuters) - Uno de cada dos vascos es partidario de que se plantee en Euskadi un referéndum por la independencia de España de la misma manera en que se ha propuesto en Cataluña, aunque un 38 por ciento reconoce que las condiciones de vida irían a peor en un País Vasco independiente.

Los datos corresponden al último Euskobarómetro que elabora la Universidad del País Vasco semestralmente, según el cual, además, la violencia deja de ser un problema para los vascos por primera vez en la historia de este estudio, y son el empleo y la situación económica los asuntos que más preocupan a una amplia mayoría, reflejada en el 83% de los encuestados.

En relación con la demanda de independencia de una parte de los catalanes y la convocatoria de un referéndum, la sociedad vasca se muestra dividida, con un 48% a favor y un 37% en contra. El porcentaje de los partidarios de la convocatoria de la consulta sube al 50 por ciento en el caso de que se planteara en el País Vasco, mientras un 38 por ciento se muestra contrario y un 12% elude pronunciarse.

Preguntados sobre sus expectativas en la hipótesis de una Euskadi independiente, las respuestas muestran la división existente. Así un 34% cree que las condiciones de vida irían a peor, un 27% piensa que se viviría mejor, otro 27% no sabe qué decir al respecto, y un 12% cree que las cosas no cambiarían.

RECHAZO A ETA

El Euskobarómetro, elaborado en los meses de octubre y noviembre, muestra que se refuerza (+7) el rechazo frontal a ETA expresado por el 64% de los vascos y se rompe el techo ya alcanzado tras las rupturas de las dos últimas treguas en 2003 y 2009.

El estudio destaca además, "a pesar de su menor significación estadística", la práctica desaparición del apoyo explícito y total a ETA (0,9%), incluso entre el electorado del grupo de la izquierda 'abertzale' EHBildu.

La sociedad vasca casi alcanza la unanimidad (87%) para calificar a ETA como negativa para el País Vasco, una opinión compartida de forma generalizada y por igual en todas las provincias, y en todos los electorados.

Hay cierto consenso respecto a ls propuestas que se vienen planteando para poner fin a la violencia en el País Vasco, como lo demuestra, por ejemplo, el hecho de que el 80% de los encuestados estén de acuerdo con que "se debe hacer justicia con las víctimas de ambos bandos", o que un porcentaje similar crea que "no debe haber ni vencedores ni vencidos".

Pero, al mismo tiempo, una mayoría similar exige que "ETA y sus activistas deben reconocer el error de su historia de violencia y arrepentirse de su pasado" o que "ETA debe aclarar la autoría de los más de 300 atentados que están pendientes de juicio" (67%).

El consenso se rompe con la afirmación de que "las exigencias de las organizaciones de víctimas puedan ser un obstáculo para la paz definitiva", con lo que se muestra de acuerdo un 46%, frente a un 26% que no hace suya la frase.

Se mantiene el apoyo casi unánime a una eventual negociación Gobierno-ETA, apoyada por el 86% de las personas consultadas, pero se incrementa en ocho puntos respecto al anterior semestre la preferencia por una negociación incondicional, elegida por un 44%, mientras que se reducen en la misma proporción el porcentaje de quienes prefieren condicionarla a que ETA abandone previamente las armas (42%). (Información de Arantza Goyoaga; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below