Filial austriaca de FCC suprimirá empleos -directivo

viernes 21 de diciembre de 2012 12:52 CET
 

VIENA, 21 dic (Reuters) - Alpine, la atribulada filial austriaca de FCC, va a suprimir alrededor de la tercera parte de su plantilla y se retirará de los mercados de Europa del Este, dijo su nuevo jefe de reestructuración en una entrevista en un diario austriaco.

La compañía, que se está viendo ahogada por los programas de austeridad del Gobierno que han paralizado los planes de construcción, tiene hasta finales de febrero para presentar un plan de relanzamiento que convenza a sus bancos para que mantengan las líneas de crédito y aval abiertas.

Josef Schultheis, llegado hace dos semanas para supervisar la reestructuración de Alpine, dijo al diario austriaco Salzburger Nachrichten que podría conseguirlo "si todo el mundo pone de su parte, bancos y propietarios, pero también clientes, proveedores y la plantilla".

En unas declaraciones publicadas por el diario el viernes, el directivo dijo la plantilla de Alpine bajaría hasta los 9.000-10.000 empleados desde los 15.000 actuales, y que sus ventas caerían hasta unos 2.000 millones desde 3.500 millones.

Schultheis dijo que Alpine se concentrará en el futuro en los mercados estratégicos y rentables de Austria y otros países germano-parlantes, y que se saldrá de Escandinavia, Asia y posiblemente la República Checa lo antes posible y en cualquier caso antes de 2014.

Los bancos de Alpine, entre los que figura Erste Bank y Unicredit Bank Austria han acordado no cancelar préstamos por valor de 600 millones de euros hasta finales de febrero y facilitarán entretanto financiación puente.

El consejero delegado de Alpine renunció en octubre después de que la compañía anunciase una alerta sobre sus resultados. Posteriormente dijo que sus cuentas internas mostraban unas pérdidas de 89 millones de euros en el tercer trimestre..

FCC, que sufre en su mercado nacional español los rigores de la crisis económica española y del sector de construcción, dijo que ayer que cancelaba el pago de dividendos.

El beneficio neto del grupo español se hundió un 77 por ciento en los nueve primeros meses del año hasta 40,1 millones de euros, debido a la crisis del sector de construcción y el lastre de su filial Cementos Portland, afectada por el desplome del consumo de cemento en España.   Continuación...