El Gobierno recurre el euro por receta de Cataluña ante el TC

viernes 14 de diciembre de 2012 15:21 CET
 

MADRID, 14 dic (Reuters) - El Gobierno anunció el viernes su decisión de recurrir ante el Tribunal Constitucional la tasa de un euro por receta que la Generalitat de Cataluña impuso para contener el déficit en una de las regiones más endeudadas de España.

"Establece un sistema que perjudica la igualdad de los españoles y no tiene en cuenta las diferencias de renta", dijo la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al comunicar la decisión.

El Gobierno ya había adelantado que recurriría la tasa, que entró en vigor este año, si no llegaba a un acuerdo con el Ejecutivo catalán.

La vicepresidenta agregó que el Ejecutivo sigue negociando con la Comunidad de Madrid, que anunció en sus presupuestos para el año que viene su intención de aplicar un impuesto similar en 2013.

"Confío en que del diálogo pueda salir una decisión que sea acorde con la Constitución y las leyes", indicó Santamaría, agregando que si el diálogo no fructifica y consideran que se incumple la Constitución, también recurrirán al alto tribunal.

Los pensionistas españoles empezaron a pagar el pasado verano por parte de los medicamentos con receta, el conocido como copago farmacéutico, en una de las medidas de austeridad más polémicas aprobadas por el Gobierno central, a la que se ha sumado el euro por receta en Cataluña y ahora Madrid.

El Gobierno de Mariano Rajoy también va a recurrir ante el TC otra medida de Cataluña, la imposición de una tasa judicial, porque vulnera una norma que prohíbe que las CCAA puedan establecer tributos sobre servicios ya gravados por impuestos estatales.

"El objetivo es evitar la doble imposición, lograr la igualdad y que se evite cargar dos veces por el mismo asunto", dijo la vicepresidneta.

Cataluña, una de las regiones más ricas de España, y el Gobierno central están enzarzados en una serie de polémicas por la financiación de la región, que desencadenó unas elecciones anticipadas, el sistema educativo y un pulso secesionista. (Información de Emma Pinedo; Edición de Teresa Larraz)