28 de noviembre de 2012 / 12:14 / hace 5 años

ACTUALIZA 2-Bankia volverá a beneficio 2013 tras sanear en 2012

* Prevé perder 19.000 mlns en 2012, ganar 1.200 mlns 2015

* Recortará plantilla en 6.000 personas, reducirá red 39%

* Venderá cartera participaciones, incluida Mapfre

* Ayuda pública europea será de 18.000 mlns euros

* Desinvertirá 50.000 millones de euros (Añade detalles, contexto, hipervínculos)

Por Carlos Ruano y Jesús Aguado

MADRID, 28 nov (Reuters) - El grupo financiero nacionalizado BFA-Bankia espera volver a la senda de beneficios en 2013 tras dedicar este año a limpiar su atribulado balance con unas pérdidas récord estimadas en 19.000 millones de euros, según un plan estratégico que contempla una amplia reducción de red, costes y plantilla.

Inmediatamente después de la preceptiva aprobación de su plan de recapitalización por parte de Bruselas, que desbloquea una inyección de casi 18.000 millones de euros, el grupo dijo que espera alcanzar un beneficio neto de 1.200 millones de euros en 2015.

En una multitudinaria rueda de prensa, el presidente ejecutivo de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, hizo un repaso a unos planes hasta 2015 marcados por las duras exigencias impuestas por Bruselas a cambio de la inyección de capital.

La entidad tendrá que reducir su red de oficinas en un 39 por ciento (unas 1.100 oficinas, algunas de ellas rentables), recortar su plantilla de 20.589 empleados en unos 6.090 puestos y reducir el crédito bruto a 125.000 millones desde los 182.000 millones (incluyendo cesiones a la Sareb). Además, también por dictado, tendrá que vender su cartera de participadas, aplicar quitas a los titulares de preferentes y deuda subordinada y reducir su exposición a la deuda pública española.

"No es la estrategia que hubiésemos implementado, pero nos va a permitir el cumplimiento de nuestro objetivo de tener una franquicia sólida, rentable y eficiente", dijo el ejecutivo, que el pasado mes de mayo aceptó el reto de capitanear la mayor operación de salvamento en la historia de España.

"Me voy a dejar la vida en eso", dijo preguntado sobre si podía asegurar que no serían necesarias más ayudas para sanear la entidad.

Bankia, con el mayor volumen de ayudas públicas del sector en términos absolutos, ha estado en el ojo del huracán político y social en los últimos meses en un contexto de recesión y duros ajustes en los gastos sociales, con un proceso judicial abierto a sus antiguos gestores que ha amplificado el malestar social.

Goirigolzarri, que no negó las dificultades a las que se va a enfrentar la entidad para salir de su situación actual, no quiso entrar a valorar la gestión anterior limitándose a señalar que el perfil de riesgo era "muy poco adecuado porque estaba apalancado hacia el crecimiento".

El ejecutivo sí quiso dejar claro que, a diferencia del esquema utilizado en otras entidades que han recibido dinero público - en diversos casos superior en términos relativos por el tamaño de su balance-, Bankia tiene como objetivo devolver el dinero al contribuyente.

"El esquema que tiene Bankia es un esquema que permite la devolución de ayudas... tiene como objetivo la devolución de ayudas (...) en otros casos se han realizado one-offs (...) un dinero que nunca se va a recuperar", puntualizó.

Pese a ser preguntado en varias ocasiones, Goirigolzarri, que afirmó que seguirá en el puesto "mientras se respeten" sus decisiones, no quiso valorar la adjudicación de la también nacionalizada y antigua participada Banco de Valencia a su otrora principal rival La Caixa tras limpiar la problemática cartera inmobiliaria y obtener 4.500 millones en ayudas europeas.

LIMITACIONES Y DESINVERSIONES

Entre otras limitaciones impuestas por Bruselas para los próximos cinco años se encuentra la impuesta con respecto a los titulares -sobre todo inversores minoristas- de su deuda subordinada y participaciones preferentes, que sufrirán quitas de entre el 14 y el 46 por ciento en el canje de sus inversiones por acciones del banco, contribuyendo por otra parte a reducir las necesidades de inyección de dinero público.

Además, se limita la concesión de créditos y no se contempla el reparto de dividendos hasta 2014.

La entidad, que no quiso facilitar previsiones de costes asociadas a la reducción de plantilla, sí quiso dejar claro que tratará de minimizar el volumen de despidos asociando alguna de las bajas a la venta de algunos negocios - como la división de la caja en Miami - o, incluso la externalización de determinados servicios además de bajas incentivadas.

Bankia realizará desinversiones de hasta 50.000 millones de euros, de los cuales unos 8.100 millones corresponderán a la venta de participaciones empresariales (5.400 millones de su cartera de cotizadas) y el resto a la cesión de activos al banco malo y la salida de carteras de crédito.

Bankia traspasará al "banco malo" (denominado Sareb) activos netos por 24.600 millones, tras un descuento en la transferencia por 27.900 millones, quedándose con un riesgo inmobiliario neto tras esta operación de 4.700 millones de euros (2,5 por ciento de su cartera crediticia).

La única sorpresa relativa en las desinversiones industriales fue la puesta a la venta del 15 por ciento de Mapfre, reconocida por Goirigolzarri, ya que hasta ahora se trataba de una participación estratégica por su alianza en el negocio de banca seguros. El presidente dijo, no obstante, que no hay prisa ni para ésta ni para el resto de las desinversiones, que pueden materializarse a lo largo de los próximos cuatro años.

Además de su participación en Mapfre, Bankia tiene un 12 por ciento en IAG, un 20 por ciento de Indra, un 15,7 por ciento de NH Hoteles, un 27 por ciento de Realia y un 5,3 por ciento en Iberdrola.

Aunque no descartó la posibilidad de que BFA se fusione con Bankia, el presidente de la entidad dijo que "no es ninguna prioridad dentro de todos los temas que tenemos por delante".

El grupo también reducirá su cartera de deuda pública en el futuro hasta los 30.000 millones de euros, frente a los 40.000 millones actuales.

A las 14.49 horas las acciones de Bankia, que estuvieron suspendidas durante la mañana a la espera de la decisión de Bruselas sobre los planes de los cuatro entidades nacionalizadas y los detalles del plan de Bankia, caía un 7,2 por ciento, mientras todas sus participadas cedían terreno. (Escrito por Tomás Cobos; editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below