28 de noviembre de 2012 / 11:40 / hace 5 años

ACTUALIZA 3-Bruselas valida plan bancos nacionalizados españoles

* Inyección a bancos nacionalizados será 37.000 mlns

* Tendrán que vender participaciones, limitar salarios

* Reducirán red de oficinas hasta 50%, balance 60%

* NCG y Catalunya Banc deben ser vendidas en 5 años

* Comisión dice existían prácticas insostenibles (Añade detalles de plan de NCG Banco)

MADRID, 28 nov (Reuters) - La Comisión Europea aprobó los planes de reestructuración de las autoridades españolas para los bancos nacionalizados, que incluyen ayudas europeas por casi 37.000 millones de euros -tal como se esperaba- y medidas como la venta de activos, una fuerte reducción de la red de oficinas y restricciones salariales.

"Queremos asegurarnos también de que los bancos no utilizan más de lo necesario el dinero de los contribuyentes para reestructurar y no vuelven a prácticas insostenibles", dijo el miércoles la Comisión.

La inyección en el caso de BFA-Bankia ascenderá a 17.960 millones de euros, para Catalunya Banc será de 9.080 millones de euros, para NCG será de 5.425 millones de euros y para Banco de Valencia (adjudicada a Caixabank ) de 4.500 millones de euros.

Estos importes ya descuentan la venta de activos tóxicos al 'banco malo' español, denominado Sareb.

Dichos importes provendrán de la línea de crédito por hasta 100.000 millones de euros que las autoridades europeas han ofrecido a España para recapitalizar a las entidades más dañadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

La utilización final de estos fondos, según las autoridades españolas, ascenderá en un principio a unos 40.000 millones de euros, de los que unos 37.000 millones irán a las entidades nacionalizadas -BFA-Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia, gestionadas por el FROB. Además, según informaciones de prensa, el Sareb o "banco malo" recibiría fondos europeos por 2.500 millones de euros y las entidades no nacionalizadas entre 2.000 y 3.000 millones.

AMPLIA REDUCCIÓN DE REDES

Entre las prácticas insostenibles que destacó la Comisión en su nota de prensa y el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, se encuentran las incursiones en banca mayorista y los créditos a promotoras inmobiliarias, una línea de negocio que ha erosionado gravemente los balances bancarios por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Asimismo, la Comisión destacó como especialmente negativa la expansión que vivieron estas entidades -todas ellas antiguos grupos de cajas de ahorros, excepto Banco de Valencia, que no obstante estaba controlado por una caja de ahorros- en los años de bonanza fuera de sus regiones históricas.

"Los bancos centrarán su modelo empresarial en préstamos al por menor y préstamos a las PYME en sus principales regiones históricas", añadió la Comisión.

Las medidas a aplicar supondrán una reducción de la red de sucursales de hasta alrededor del 50 por ciento, y una reducción de balance de más del 60 por ciento en BFA-Bankia, NCG y Catalunya Banc antes de 2017 frente a 2010.

Además, continuarán los ajustes de plantilla en las entidades, dijo Almunia sin cuantificar, y los titulares de preferentes y deuda subordinada en las nacionalizadas recibirán acciones en canje con quitas diversas, mientras que los accionistas sufrirán pérdidas en su inversión.

La absorción de pérdidas soportadas por los bancos y sus accionistas, junto con las medidas de reestructuración, permitirá reducir la ayuda estatal en 10.000 millones de euros.

Los bancos se han comprometido a vender "algunas" participaciones industriales y filiales, limitar las remuneraciones, prohibir el pago de cupones en híbridos, no utilizar las ayudas para prácticas comerciales agresivas ni realizar adquisiciones.

La Comisión dijo que España se ha comprometido a vender NCG y Catalunya Banc antes de que concluya el periodo de reestructuración de cinco años. En caso contrario, "las autoridades españolas presentarán un plan de resolución ordenada".

En el caso de Banco de Valencia, la Comisión dijo que estimó que el coste total de su venta es inferior al coste de liquidación del banco, al que consideró inviable en solitario.

Almunia dijo que la Comisión Europea decidirá sobre los planes de bancos no nacionalizados -CEISS, BMN, Liberbank y Caja3- con déficit de capital el 20 de diciembre.

NGC SUPRIMIRÁ HASTA 2.500 EMPLEOS

En una presentación al supervisor bursátil, la entidad surgida de las dos principales cajas de ahorros gallegas, detalló el impacto que tendrán las ayudas de Europa en su negocio, que tendrá que recortar su plantilla en 2.500 personas y volver a circunscribirse a Galicia y su área de influencia tras un pasado de fuerte expansión interterritorial.

"Novagalicia deberá dedicar su actividad al negocio minorista, con servicios financieros volcados en empresas y familias en Galicia", dijo en su comunicado.

Eso supondrá que tendrá que vender EVO, la franquicia de la entidad fuera de Galicia con 120 oficinas, antes de finales de 2014. Asimismo, tendrá hasta el 2016 para deshacerse de sus participaciones en 170 empresas.

La red del grupo en Galicia verá reducida su red a 454 oficinas a finales de 2015, frente a las 667 actuales, mientras que la plantilla quedará recortada en un 26 por ciento a 2.960 empleados.

NGC también dijo que, una vez recapitalizado, procederá a canjear participaciones preferentes y deuda subordinada por acciones del banco, y los inversores tendrán que asumir quitas en este proceso "para que reduzca el coste para los contribuyentes". (Información de Tomás Cobos y Carlos Ruano; editado por Jose Elías Rodríguez y Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below