ACTUALIZA 1-Una nueva protesta antiausteridad rodea el Congreso en España

martes 23 de octubre de 2012 21:29 CEST
 

(Actualiza con citas, desarrollo protestas)

MADRID, 23 oct (Reuters) - Centenares de manifestantes llenaron el lunes los aledaños del Congreso de los Diputados en Madrid en una nueva protesta antiausteridad, con propuestas y alternativas para superar la crisis mientras los parlamentarios debatían en su interior los Presupuestos Generales de Estado para 2013, unos de los más austeros de la Democracia.

El movimiento 25-S encabezó una nueva convocatoria para "rodear" el Congreso, similar a la que hace un mes se saldó con 64 heridos y 35 detenidos tras enfrentamientos entre la policía que bloqueaba la Cámara Baja y los manifestantes, en unos de los disturbios más importantes de las protestas antiausteridad registradas en la capital española en los últimos meses.

"Queremos un futuro para nuestros hijos y nietos", dijo a Reuters Carmen Soriano, funcionaria de 55 años. "Estamos yendo 30 años para atrás, hay gente que ha dado mucho para tener esto (derechos sociales) para que ahora nos lo quiten de golpe".

España, que atraviesa su segunda recesión en tres años, está en el centro de la crisis de deuda de la eurozona y bajo la presión de sus socios europeos y los mercados para que solicite un rescate completo a su economía, ha vivido en los últimos meses un notable incremento del número de protestas ciudadanas contra las medidas de austeridad impulsadas por el Gobierno conservador de Mariano Rajoy.

Tras una pequeña marcha hasta una plaza próxima al Congreso, los participantes celebraron dos asambleas, sobre "Presupuestos Generales del Estado, deuda y recortes" y "Proceso Constituyente", bajo una fuerte presencia policial que volvió a blindar la Cámara.

Los asistentes desfilaron por las calles circundantes coreando lemas como "El próximo parado que sea un diputado" y "Lo llaman democracia y no lo es".

Las propuestas populares han ido colocándose sobre las vallas que cercan el edificio desde el principios del verano, cuando se intensificaron las protestas populares ante la oleada de recortes - especialmente en los pilares del Estado del Bienestar - con los que España espera reducir el déficit presupuestario en 65.000 millones de euros para 2014.

Entre estas propuestas aparecían el cambio de constitución, subir los impuestos a bienes de lujo y segundas residencias o equiparar los sueldos de los diputados al salario mínimo interprofesional.   Continuación...