22 de octubre de 2012 / 8:04 / en 5 años

Oxígeno a Rajoy, debacle de PSOE y soberanismo tras los comicios

MADRID, 22 oct (Reuters) - La revalidación de la mayoría absoluta del PP en Galicia ha supuesto un balón de oxígeno momentáneo para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en parte gracias a la debacle socialista, mientras que la mayoría soberanista en el País Vasco le supondrá un nuevo quebradero de cabeza, según el análisis que el lunes hace la prensa española de los comicios del domingo.

Alberto Núñez Feijóo, que tuvo un menor número de votos que en los comicios de 2009, logró tres escaños más de los 38 que dan la mayoría absoluta, un resultado que la mayor parte de la prensa interpreta como una victoria para el presidente Rajoy, natural de Galicia, en uno de los feudos tradicionales del Partido Popular.

El País destacó en un editorial que el PP consiguió sortear el peligro de una desautorización de su política de austeridad, y el ABC hizo hincapié en el momento especialmente delicado en el que se ha producido: ante un “otoño caliente” con una huelga general a la vista y el juicio por el hundimiento del petrolero “Prestige”, un tema especialmente delicado en Galicia.

“Lo cierto es que el resultado supone un respiro para Rajoy, empañado - eso sí - por el fracaso del PP en el País Vasco. La mayoría absoluta en Galicia permitirá al presidente del Gobierno defender que su política de ajuste y el incumplimiento de sus compromisos electorales son severamente castigados en los sondeos de opinión, pero no en las urnas. Al menos, no en las gallegas”, escribió El Mundo en un editorial.

El Periódico cree además que ahora Rajoy ya no puede escudarse en la oportunidad electoral para posponer la solicitud de un rescate a la economía española, como esperan sus socios europeos y los mercados, al temer que lleve aparejadas unas condiciones de recortes sociales más duras que pudieran enfadar a los votantes.

DEBILIDAD DE RUBALCABA

Gran parte de la prensa atribuye la victoria de Feijóo a la debilidad del PSOE, que sigue desangrándose en las distintas citas electorales, con la excepción reciente de Andalucía, donde conservó el poder gracias a un pacto con IU pese a ser superado por el PP en escaños.

“Los socialistas fracasan en Galicia y pierden el poder en Euskadi (...) Lejos de recuperarse de las catástrofes electorales sufridas en 2011,(el resultado) deja muy tocado a Alfredo Pérez Rubalcaba y al equipo de dirección del PSOE, ocho meses después de su congreso”, dijo El País en su editorial.

El Periódico de Cataluña cree que el PSOE sigue “su dolorosa travesía del desierto”, mientras que ABC plantea que los socialistas deberían replantearse su futuro.

“El descrédito del socialismo español es absoluto y los resultados en Galicia lo confirman y empujan al PSOE a una revisión de su programa, su agenda y su liderazgo”, escribió ABC.

El Mundo dijo que el liderazgo de Rubalcaba está “herido de muerte” y que “la puntilla” puede ser los comicios en Cataluña el mes que viene.

SOBERANISMO EN EUSKADI

El otro gran vencedor de la noche fue el nacionalismo soberanista, con la victoria del PNV de Íñigo Urkullu y la irrupción con enorme fuerza de EH-Bildu como segunda fuerza más votada en el País Vasco en la primera consulta autonómica tras el cese de la actividad armada de ETA.

“No hay duda de que Bildu se va a sentir crecida y de que va a intentar tirar del PNV para avanzar en el camino a la independencia. Ello le vendrá muy bien a Artur Mas, que puede intentar crear una pinza con el independentismo vasco para impulsar una política de hechos consumados y desestabilizar definitivamente a España”, escribió El Mundo, haciendo referencia a las elecciones catalanas del 25 de noviembre.

Los partidos nacionalistas lograron casi un 60 por ciento de los votos, el mejor resultado de la historia, mientras que el PSE perdió nueve escaños - y el gobierno del País Vasco- y el PP se dejó tres diputados.

“No es la primera vez que el nacionalismo suma cerca de dos tercios de los votos y de los escaños (...) Pero con la diferencia de que la cuarta parte del voto nacionalistas era proetarra y ahora la izquierda ‘abertzale’ supone el 40% de ese bloque nacionalista”, escribió El País, destacando la radicalización del Parlamento Vasco. (Información de Emma Pinedo; Edición de Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below