La cumbre de la UE abordará unión bancaria con España a la vista

jueves 18 de octubre de 2012 07:23 CEST
 

Por Luke Baker

BRUSELAS, 18 oct (Reuters) - Los líderes europeos intentarán superar profundas diferencias sobre planes para una unión bancaria en una cumbre el jueves pero no se esperan decisiones sustanciales, lo que revive preocupaciones sobre la complacencia en abordar la crisis de deuda que ya se prolonga por tres años.

Será la cuarta vez en que los líderes de la UE se reúnen este año y la vigésima segunda cumbre desde que la crisis se estalló en Grecia a finales de 2009.

Sin embargo, los diplomáticos no esperan avances en la reunión de dos días, con la agenda enfocada en esfuerzos a largo plazo para adaptar a los bancos y las economías de la región.

Desde que el Banco Central Europeo anunció el mes pasado que estaba preparado para comprar cantidades ilimitadas de bonos de los países de la zona euro en problemas, bajo estrictas condiciones, los costos de endeudamiento de los gobiernos han caído fuertemente y se ha disipado algo de la presión liderada por los mercados para actuar rápido y resolver la crisis.

Los rendimientos de los bonos a 10 años de Irlanda, Italia y España han caído entre 1 y 1,5 puntos porcentuales en las últimas seis semanas, reflejando un nivel mucho más reducido de riesgo y limitando la necesidad de una intervención inmediata.

Al mismo tiempo, los esfuerzos para avanzar con el establecimiento de una unión bancaria en la zona euro y partes de la más amplia Unión Europea se han estancado, en medio de diferencias entre Alemania y otros estados miembro sobre el programa y el alcance de la iniciativa.

La propuesta de unión bancaria, respaldada por líderes en la última cumbre en junio, es la primera etapa en lo que es visto como una estrategia de cuatro frentes para revisar la unión monetaria y evitar futuras crisis. Otros pasos para el futuro son la "unión fiscal" para presupuestos, una "unión económica" y una "unión política".

El primer objetivo en el sector bancario es crear un solo supervisor bancario bajo el BCE, pero la meta original de tenerlo funcionando para enero del 2013 ya parece estar en duda, y podría no estar completo y en vigor hasta el 2014.   Continuación...