ACTUALIZA 1-Banco malo español tendrá activos hasta 90.000 mlns

miércoles 17 de octubre de 2012 19:58 CEST
 

(añade detalles)

Por Jesús Aguado

MADRID, 17 oct (Reuters) - El banco malo que ultiman las autoridades españolas en colaboración con Bruselas tendrá un perímetro máximo de hasta 90.000 millones de euros, aunque el volumen efectivo de activos que contendrá será inferior, según dijo el miércoles una fuente del Ministerio de Economía.

Las fuentes señalaron que el decreto que regulará el vehículo, que agrupará activos tóxicos del sector financiero español, se aprobará el 16 de noviembre y entrará en vigor el 19 del mismo mes, con el 30 de noviembre como plazo para la entrada de inversores privados.

El banco malo es una de las exigencias que impuso Bruselas para rescatar al sector financiero español, que ha visto un notable deterioro de sus activos debido al pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Según dijo la fuente, parte de la ayuda para la recapitalización de la banca española -de hasta 100.000 millones de euros- podría ir destinada al banco malo.

Además de inmuebles y créditos al sector promotor, la sociedad de gestión de activos -que se denominará Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB)- podría recibir también préstamos al consumo, "siempre y cuando se aprecie que se encuentran especialmente dañados", dijeron las fuentes de Economía.

La valoración de los activos -considerada clave en el proceso- correrá a cargo del Banco de España, que tendrá en cuenta informes de valoradores independientes. La fecha elegida para la determinación de los precios será el 19-26 de noviembre, con la puesta en marcha del vehículo prevista para principios de diciembre.

Un precio de transferencia muy bajo podría arrastrar a la baja las valoraciones de los bancos más grandes y sanos, que ya han experimentado una fuerte erosión en sus cuentas de resultados por las nuevas exigencias de provisiones inmobiliarias. Por contra, un precio que no incluya descuentos considerables supondría mayores dificultades para atraer inversores y prolongaría el proceso de colocación de los activos en el mercado.   Continuación...