A FONDO-Inversores preferentes librarán batalla legal en España

martes 16 de octubre de 2012 15:18 CEST
 

Por Sonya Dowsett

O ROSAL, Galicia, 16 oct (Reuters) - Vestidos con camisetas naranjas y haciendo sonar unas bocinas, un grupo de trabajadores de fábricas, mujeres de pescadores y albañiles se concentran ante una caja de ahorros en la pequeña localidad pontevedresa de O Rosal.

Han venido para pedir que se les devuelva su dinero, blandiendo carteles que dicen: 'Estafados por los bancos. Expoliados por el Gobierno', en lo que se ha convertido en una protesta semanal.

"Hay gente al borde del abismo. Sus ahorros son todo lo que tienen", dijo Argimiro Martínez, trabajador jubilado de 60 años y cliente de NovaGaliciaBanco (NGB) desde que tenía 7. Ahora se convertido en uno de los organizadores de las protestas.

Martínez y sus compañeros de manifestación se encuentran entre los miles de españoles que dicen haber sido estafados por los bancos al haber cambiado sus ahorros por participaciones preferentes: complejos instrumentos financieros de alto riesgo que las entidades utilizaron como medio de obtener capital extra en la crisis financiera.

Muchos de los bancos que emitieron estos productos los han canjeado por acciones y bonos. Los principales bancos nacionalizados como NGB no lo hicieron. NGB se ha disculpado, mientras que algunos bancos han ofrecido compensaciones para los peores casos.

Pero ahora los bancos negocian con Europa en el marco de un rescate internacional, cuyos términos incluirán pérdidas para gente que en muchos casos confió los ahorros de toda una vida y acabó contratando alguno de estos productos.

Mientras tienen lugar las conversaciones en Bruselas, las protestas proliferan a lo largo de España, tanto en Galicia -donde está radicado NGB- como en Madrid, donde tiene su sede la nacionalizada Bankia y los manifestantes han mostrado su rabia ante la sede del gobernante Partido Popular.

Los abogados dicen que estas personas fueron objeto de estafa, y prevén una marea de demandas de compensaciones por valor de cientos de millones de euros.   Continuación...