Dimite el alcalde de Orense implicado en un caso de corrupción

jueves 27 de septiembre de 2012 16:30 CEST
 

MADRID, 27 sep (Reuters) - El alcalde socialista de Orense, Francisco Rodríguez, implicado en una presunta trama de corrupción, presentó el jueves su dimisión al quedarse sin apoyos en la coalición municipal que encabezaba.

"Una vez constatada esta misma mañana que no dispongo de la confianza política de todos y todas las concejalas que hasta ahora formaban parte del gobierno municipal, presento mi dimisión", dijo en rueda de prensa Rodríguez, a quien su partido le había pedido que tomara "decisiones dolorosas" en los últimos días.

El regidor detenido el pasado jueves en el marco de la operación "Pokémon", que investiga presuntos delitos de blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos y en la que fueron arrestadas más de una veintena de personas, incluyendo cargos políticos de los tres principales partidos gallegos -Partido Popular, PSOE y Bloque Nacionalista Galego -, ex responsables de empresas públicas, empresarios o el jefe de la policía local de Orense.

Tras prestar declaración ante el juzgado de instrucción número uno de Lugo, encargado de la investigación, el pasado domingo, Francisco Rodríguez quedó en libertad bajo fianza.

También el jueves, el concejal del BNG en Orense Fernando Varela, presentó su renuncia al acta de edil tras ser imputado por un delito de cohecho y tráfico de influencias en la misma operación.

En un escándalo que salpica a políticos de todos los colores en la antesala de la campaña electoral para los comicios autonómicos del próximo 21 de octubre, el alcalde de Lugo, José López Orozco (PSOE), pidió públicamente el jueves ser llamado a declarar ante las informaciones publicadas en los medios que lo relacionarían con el caso.

El primer cargo público implicado en la operación Pokémon que cesó de sus funciones fue el popular Adolfo Gacio, alcalde de la localidad coruñesa de Boqueixón, que seguirá en el ayuntamiento como concejal.

La juez que instruye el caso ha decretado el ingreso en prisión de varios implicados, entre ellos el administrador de una empresa que podría haber sobornado a funcionarios a cambio de contratas y el ex presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y ex concejal del ayuntamiento de Lugo.

Los casos de corrupción, fraguados sobre todo al calor de la burbuja inmobiliaria en la que se sustentó el crecimiento económico del país durante años, han salpicado en España a casi todas las formaciones políticas, e incluso a la Familia Real. (Información de Teresa Medrano; Edición de Iciar Reinlein)