El Gobierno defiende la actuación policial en manifestación 25-S

miércoles 26 de septiembre de 2012 10:01 CEST
 

MADRID, 26 sep (Reuters) - La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, defendió el miércoles la actuación de la policía en la manifestación de la víspera, que se saldó con decenas de heridos después de que miles de personas trataran de rodear el Congreso de los Diputados para protestar contra los recortes impuestos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Los antidisturbios cargaron en varias ocasiones al final de la protesta que congregó a unas 6.000 personas en el centro de Madrid, según las autoridades, en un día que acabó con un saldo de 35 detenidos y 64 heridos, 27 de ellos agentes.

"La actuación policial yo desde luego la respaldo absolutamente (...) la policía preservó el Congreso de los Diputados, que es el símbolo de nuestra democracia", manifestó Cifuentes en Radio Nacional de España.

"Los violentos y los radicales consiguieron reventar lo que tenía que haber sido exclusivamente una reivindicación ciudadana absolutamente pacífica y sin violencia", agregó.

Los primeros enfrentamientos se produjeron a media tarde, cuando los antidisturbios frenaron por la fuerza a un pequeño grupo de manifestantes que intentaron derribar las vallas que cortaban el acceso al Congreso - donde los diputados estuvieron reunidos toda la jornada - y arrojaron objetos a los agentes.

Pero los choques más graves llegaron por la noche cuando los policías dispararon pelotas de goma en un intento de desalojar la concentración convocada por la coordinadora 25-S, que agrupa a varias asociaciones de ciudadanos indignados, y disolver las sentadas que se produjeron en la plaza de Neptuno.

Según las imágenes de televisión, muchos de los presentes se opusieron con una sentada en la que se corearon consignas como "Los delincuentes están al otro lado", "No es una crisis, es una estafa" o "El pueblo unido jamás será vencido".

La delegada del Gobierno en Madrid lamentó que los incidentes "llevan fuera de nuestras fronteras una imagen que nos perjudica notablemente", después de que numerosos medios internacionales llevaran en sus portadas las fotografías de la violencia al término de la manifestación.

"(Fue una) agresión a la democracia, un delito contra las instituciones del Estado, nuestro sistema se puede criticar, pero lo que no se puede es de una forma violenta tratar de coaccionar al poder legislativo", declaró Cifuentes.   Continuación...