Rajoy recibe a Mas en un ambiente tenso por el pacto fiscal

jueves 20 de septiembre de 2012 08:52 CEST
 

MADRID, 20 sep (Reuters) - El presidente del Gobierno español recibe el jueves al presidente de la Generalitat de Cataluña en un clima tenso por las reivindicaciones catalanas de un pacto fiscal y el debate soberanista abierto recientemente en medio de una profunda crisis económica que ha llevado a la región a solicitar un rescate al Estado.

El 'president' Artur Mas, que no lleva dos años en el cargo, acude a Moncloa entre especulaciones de que podría adelantar las elecciones regionales en Cataluña si Mariano Rajoy no cede a sus pretensiones sobre un pacto fiscal.

"Espero que se me escuche atentamente, sin prejuicios, viendo que nuestra propuesta es más que un problema una solución", dijo Mas en vísperas del encuentro.

"Procuraremos que el pacto fiscal vaya adelante por la vía del acuerdo y de la entente, pero tenemos que hacer notar que Cataluña tiene que hacer camino y hará su camino", dijo, porque "no puede renunciar ni a su presente ni a su futuro".

Con el pacto fiscal, Cataluña, que supone una quinta parte del Producto Interior Bruto español, reclama gestionar directamente sus impuestos creando una Agencia Tributaria propia.

Y lo argumenta alegando que aporta 16.000 millones de euros más al Gobierno español de los que recibe - una cifra que otros analistas rebajan a 12.000 millones. Debido a la falta de transparencia de las cuentas públicas y la financiación autonómica, es casi imposible de calcular a ciencia cierta la cifra real.

Cataluña, la región española más rica en PIB per cápita, tiene un déficit que superó el 3 por ciento en 2011 y que para este año debería quedarse en el 1,5 por ciento, al igual que el resto de las comunidades autónomas, para cumplir con lo pactado con Bruselas.

Pero la escasez de ingresos en un contexto de recesión y la imposibilidad de financiarse en el exterior, con los mercados cerrados a sus bonos, degradados a nivel basura, ha supuesto que Mas haya acudido al fondo establecido por el Gobierno central para las autonomías, solicitando 5.000 millones de euros.

España está inmersa en su segunda recesión en tres años, tiene a casi un 25 por ciento de su población activa en paro y está situada en el centro de la crisis de deuda de la eurozona que le podría llevar a solicitar un rescate "blando".   Continuación...