La crisis empuja a españoles a recurrir a remiendos y labores

domingo 23 de septiembre de 2012 10:26 CEST
 

* Ventas minoristas caen desde hace más de dos años

* Cierran las tiendas, pero las de reparaciones y segunda mano sobreviven

* Cambian los hábitos de los consumidores, ahora precavidos

Por Clare Kane

MADRID, 23 sep (Reuters) - Las tiempos difíciles están obligando a los españoles a superar su amor por lo nuevo. Por primera vez en una generación, muchos están aprendiendo a arreglar las cosas cuando se rompen e incluso a comprarlas de segunda mano.

Durante los años de bonanza económica los consumidores desarrollaron una resistencia cultural a comprar cosas viejas e incluso a abandonar las nuevas cuando no funcionaban perfectamente. La inesperada crisis económica que surgió hace cuatro años lo ha cambiado todo.

Mucha gente está aprendiendo ahora el verdadero valor de los bienes, la "compra inteligente" está de moda y los hábitos de consumo han pasado de ostentosos a precavidos.

"En 2007 Y 2008, en España la gente cambiaba de televisor o de frigorífico casi como de traje", dijo José Carrasco, responsable del negocio de reparaciones Fersay.

Mientras muchas empresas luchan por sobrevivir, las ventas de componentes electrónicos en Fersay aumentaron un 19 por ciento en la primera mitad del año. Estas piezas se usan normalmente para reparar electrodomésticos rotos que antes se habrían tirado.   Continuación...