Ryanair acoge favorablemente reunión de España e Irlanda sobre seguridad

miércoles 19 de septiembre de 2012 16:42 CEST
 

DUBLÍN, 19 sep (Reuters) - Ryanair ha acogido favorablemente la reunión entre las autoridades aéreas irlandesas y españolas para resolver la disputa que mantienen la aerolínea de bajo coste y el Gobierno español sobre estándares de seguridad.

Las autoridades acordaron la víspera investigar de manera conjunta el desvío a Madrid de un vuelo de Ryanair de París a Tenerife.

Las autoridades irlandesas dijeron que la aerolínea estaba al mismo nivel de las aerolíneas más seguras de Europa.

Un portavoz de Ryanair dio la bienvenida el miércoles al comunicado conjunto de las autoridades y añadió que había invitado al Ministerio español de Fomento a enviar a Dublín un equipo de inspectores, facilitándoles el acceso libre a sus instalaciones.

La reunión se produjo tras una serie de comentarios de las autoridades españolas acerca de diversos incidentes dentro del espacio aéreo español en los que ha estado implicada la mayor aerolínea de bajo coste de Europa.

Madrid está investigando aterrizajes de emergencia de tres aviones de Ryanair en Valencia el pasado 26 de julio al acercarse al nivel mínimo de combustible requerido. Ryanair dijo que estos aterrizajes fueron causados por las condiciones meteorológicas y señaló que cumple íntegramente con la normativa de la Unión Europea en materia de seguridad.

Las autoridades españolas también investigan un incidente por el que un vuelo de Ryanair se desvió y tuvo que aterrizar en el aeropuerto de El Prat en Barcelona tras detectarse un posible fallo de motor.

La investigación anunciada el martes siguió a un desvío que se produjo el domingo. Ryanair dijo en un comunicado que el vuelo de París a Tenerife tuvo que ser desviado a Madrid.

La compañía irlandesa ha acusado a las autoridades aéreas españolas de falsear información de los incidentes en los que se han visto implicados sus aviones, una acusación que responsables españoles han rechazado. (Información de Conor Humphries, Traducido por Jose Elías Rodríguez)