18 de septiembre de 2012 / 16:48 / hace 5 años

PERFIL-Carrillo, la última figura política pública de la Guerra Civil

4 MIN. DE LECTURA

Por Elisabeth O'Leary y Iciar Reinlein

MADRID, 18 sep (Reuters) - El veterano comunista Santiago Carrillo fue la última figura pública que tomó parte activa en la Guerra Civil, pasó un periodo de exilio y luego una transición tensa a la democracia que marcó el turbulento siglo XX español.

Una imagen que los españoles tienen grabada en la retina es la de Carrillo y Adolfo Suárez, otro de los fundadores de la España moderna, negándose a ponerse a cubierto en el intento de golpe de Estado de 1981.

El propio Carrillo, fallecido el martes a los 97, dejó a un lado la senectud para continuar tomando parte activa en la vida política española, escribiendo ensayos políticos y haciendo lúcidas contribuciones en seminarios públicos y en un programa radiofónico semanal bien entrados los 90.

"Soy un político con sentido de la realidad", dijo a Reuters en una entrevista, explicando su carrera.

"Si se puede decir algo bueno de mí, es que he vivido muchos años y he participado activamente en muchos episodios de la historia de España", dijo, al presentar un documental en 2009.

Hijo de un líder sindical, el activismo de Carrillo comenzó en 1931 cuando, con 15 años, informaba para un periódico socialista y se sumó a la multitud que celebró el exilio del rey Alfonso XIII y la declaración de la Segunda República.

En 1936, se unió a las filas republicanas para frenar el levantamiento que derivó en una sangrienta Guerra Civil que duró tres años y acabó con la instalación en el poder del general Francisco Franco.

Es en esta época donde se sitúa la parte más oscura de la biografía casi centenaria de un político comunista carismático, cuando siendo responsable de un comité de defensa establecido en Madrid ocurrió la masacre de Paracuellos - donde murieron miles de falangistas y militares encarcelados desde los primeros días de la rebelión -, de la que el Franquismo le culpó y él siempre se declaró inocente.

El historiador británico y experto en la Guerra Civil Paul Preston pasó un año investigando el tema de Paracuellos para su libro de 2011 "El holocausto español" y concluyó que aunque la propia masacre fue obra de anarquistas y soldados asesorados por el Ejército soviético, Carrillo ayudó a organizar la evacuación de los presos.

Tras la victoria de Franco en 1939, Carrillo se marchó al exilio, principalmente a Francia, desde donde ayudó a organizar la resistencia a la dictadura.

Liderazgo Y renovación

En 1960 fue designado secretario general del Partido Comunista (PCE) desde donde comenzó una renovación de las filas comunistas y un distanciamiento de los dirigentes rusos tras la invasión de Checoslovaquia en 1968. Las nuevas ideas de Carrillo, que se unió a otros líderes de la izquierda europea, dio lugar al "eurocomunismo".

Carrillo tuvo que esperar hasta la muerte de Franco en 1975 para volver a España, en secreto y ocultó bajo una peluca, donde vivió en la clandestinidad un tiempo hasta provocar su detención temporal con una rueda de prensa. El entonces presidente del Gobierno Adolfo Suárez celebró una entrevista personal con Carrillo tras el asesinato de los abogados laboralistas de Atocha, en enero de 1977.

Los contactos culminaron en la histórica legalización del PCE por el Gobierno de Suárez en abril de ese año, un Sábado Santo, que causó un fuerte malestar en la cúpula militar. Carrillo había logrado su objetivo a cambio de una actitud de moderación en la transición a la democracia.

En 1977, el astuto líder comunista volvió al Parlamento en las primeras elecciones en España desde 1936, pero en 1982 el PCE obtuvo malos resultados y dejó la dirección del partido, del que se apartó definitivamente en 1985.

Fumador empedernido, hombre socarrón y vitalista, Santiago Carrillo continuó durante casi tres décadas participando como observador y comentarista en la vida política, especialmente en tertulias radiofónicas desde donde llegó a conectar con generaciones más jóvenes. (Traducción Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below