18 de septiembre de 2012 / 15:57 / hace 5 años

España afronta el dilema de la valoración del banco malo

* Valoración baja podría dañar a bancos sanos

* Se estima que el banco gestionará entre 80.000 y 100.000 mlns euros

* Precios del banco malo, en paralelo con fondos europeos

* Banco malo entrará en funcionamiento a principios de diciembre

Por Jesús Aguado

MADRID, 18 sep (Reuters) - A los diseñadores del banco malo español les está costando ponerse de acuerdo para fijar las valoraciones para la transferencia de activos de bancos rescatados, ante las presiones opuestas de los grandes bancos y los posibles inversores.

El banco malo debe ofrecer un precio atractivo para los inversores, pero no excesivamente bajo, ya que ello erosionaría las valoraciones de activos de grandes bancos del país como Santander y BBVA.

“Esta es una de las mayores preocupaciones y es en torno a lo que se centran ahora mismo buena parte de las discusiones”, dijo una fuente con conocimiento directo del proceso.

La creación del banco malo, que servirá como herramienta para recapitalizar los bancos en apuros, forma parte de las condiciones impuestas por Bruselas para rescatar a la banca española con la concesión de ayudas por hasta 100.000 millones de euros.

Se espera que la denominada Sociedad de Gestión de Activos (SGA) gestione entre 80.000 y 100.000 millones de euros de los 184.000 millones de activos tóxicos (préstamos morosos y subestandar, y activos adjudicados) que arrastran los bancos españoles como consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, según varias fuentes bancarias.

La SGA estará operativa a finales de noviembre o principios de diciembre y se espera que la transferencia de activos esté completada en febrero. Los bancos canjearán activos, la mayoría relacionados con el ladrillo, a cambio de fondos, con el objetivo de sanear los balances y lograr que el crédito vuelva a fluir hacia los hogares y el tejido empresarial.

España espera de esta forma repetir el éxito del equivalente irlandés, conocido como NAMA, que ha comenzado a generar beneficios dos años después de su formación.

El proceso de valoración de los activos irá en paralelo a la entrada de fondos europeos en los bancos más problemáticos, ya que la enajenación de activos reducirá los requerimientos de capital al bajar su balance.

MARGEN DE CAÍDA

El sector bancario español tiene un déficit de capital de en torno a 62.000 millones de euros, según una auditoría independiente de la consultora Oliver Wyman publicada en junio.

Oliver Wyman está llevando a cabo un nuevo test de estrés a los principales 14 bancos españoles (90 por ciento del sistema) para determinar dónde se ha de inyectar el dinero europeo, con la publicación prevista para el 28 de septiembre.

La consultora dará al Banco de España una estimación de los actuales precios de mercado para los activos inmobiliarios, un ejercicio difícil en activos como el suelo dada su iliquidez, dijo una fuente conocedora del proceso.

Una fuente del Ministerio de Economía dijo que el escenario base que utilizó Oliver Wyman en la primera prueba de resistencia serviría como referencia para establecer el descuento con que se hará la colocación de activos.

En su escenario base la consultora preveía un descenso del 5,6 por ciento en los precios de la vivienda en 2012, del 2,8 por ciento en 2013 y del 1,5 por ciento en 2014, respectivamente. Según dichos cálculos, los precios del suelo podrían caer un 25 por ciento en 2012 y un 12,5 por ciento en 2013 para recuperar un 5 por ciento en 2014.

Sin embargo, la fuente del Gobierno español indicó que se trataría de una referencia y que cada tipo de activo sería examinado atentamente.

El precio del mercado es en muchos casos superior al de las provisiones que los bancos ya han hecho en consonancia con los dos decretos que ha aprobado este año el Gobierno. Y el valor de transferencia podría tener que rebajarse aún más.

“Al final, el éxito del banco malo depende de si las valoraciones son lo suficientemente bajas para animar la entrada de inversores privados”, dijo Alfonso García Mora, director general de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

En virtud de la regulación introducida por el Gobierno, los bancos se vieron obligados a provisionar los suelos no urbanizados al 80 por ciento, las promociones inacabadas al 65 por ciento y las viviendas terminadas al 35 por ciento.

Los precios de la vivienda han caído entre un 20 y un 30 por ciento desde 2007, pero los expertos señalan que podrían tardarse dos años más en tocar el suelo, en un contexto de profunda recesión y paro desbocado.

Gran parte de los activos enajenados a la SGA vendrán de las cuatro entidades nacionalizadas -Bankia, con 42.000 millones de euros de activos tóxicos, Catalunya Banc, NovaGalicia y Banco de Valencia - aunque otros bancos que necesiten dinero público también estarán obligados a transferir activos.

DUDOSO INTERÉS PARA INVERSOR PRIVADO

Un precio de transferencia muy bajo podría arrastrar a la baja las valoraciones de los bancos más grandes y sanos, que ya han experimentado una fuerte erosión en sus cuentas de resultados por las nuevas exigencias de provisiones inmobiliarias.

“Hay un cierto riesgo de una valoración muy baja, que no está prevista actualmente, que puede afectar a otros bancos”, dijo una fuente del Ministerio de Economía.

Morgan Stanley estima que un descuento adicional de entre el 10 y el 20 por ciento -además de lo exigido por los decretos-- requeriría entre 7.000 y 14.000 millones de euros en provisiones si se aplica a los bancos cotizados, lo que supondría un fuerte impacto en los resultados de 2013.

“Como media, podríamos ver unas recortes adicionales en las valoraciones en torno al 10 por ciento”, dijo una banquera especializada en el área inmobiliaria.

El Estado va a limitar su participación en el banco malo a un porcentaje inferior al 50 por ciento, con el fin de evitar que compute como deuda pública, por lo que el resto del capital ha de venir de inversores privados. El SGA podrá emitir deuda en el mercado.

“El Gobierno necesita que los bancos sanos entren en el accionariado del banco malo porque en el corto plazo le va a resultar muy difícil incorporar a inversores privados”, dijo otro directivo de un banco español, que añadió que a cambio la banca estaba presionando para evitar unas valoraciones demasiado bajas en los precios de transferencia.

Está previsto que la vida del banco malo sea de entre 10 y 15 años, tiempo durante el cual se espera que sea rentable, de manera que los contribuyentes no carguen con el peso del rescate y no compute finalmente como deuda pública.

Pero será difícil atraer a los inversores privados. En la prolongada reforma del sector bancario que se inició a principios de 2011 no se encontraron inversores privados para los bancos no cotizados.

“No hay forma de que el banco malo se financie de manera independiente por ahora (...) El Estado asumirá todo en el corto plazo”, dijo un responsable de un banco de inversión en Madrid que pidió el anonimato.

Otros bancos tendrán que participar como accionistas en el banco malo a cambio de activos o efectivo, según una fuente de Economía.

Pero fuentes del sector bancario y del Banco de España indican que los bancos más sanos probablemente querrán seguir gestionando sus activos problemáticos para minimizar las pérdidas.

“Al final, se trata de que si tienes el colchón financiero suficiente y capacidad para aguantar esos inmuebles en el balance sin ser castigado por ello, entonces es preferible optar por esta vía. Al final, no cabe duda de que se trata de una cuestión de costes”, dijo una fuente bancaria que no quiso ser identificada.

El experto en promoción inmobiliaria dijo que, salvo que los bancos sanos tengan incentivos fiscales o compensaciones, será difícil que participen en la SGA.

Ninguno de los cuatro grandes bancos españoles quiso comentar si formaría parte de la sociedad, argumentado que están a la espera de conocer los detalles. (Información adicional de Sarah White, Sinead Cruise y Sonya Dowsett; editado por Sonya Dowsett; traducido por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below