Las inexpertas startups mexicanas sueñan convertirse en Facebook

martes 18 de septiembre de 2012 17:06 CEST
 

Por Gabriel Stargardter

CIUDAD DE MÉXICO, 18 sep (Reuters) - En un vestíbulo plagado de mosquitos en el centro de Ciudad de México, cientos de aspirantes a Mark Zuckerberg se reúnen para construir la nueva industria del gigante de América Latina a golpe de aplicación.

"¡Hola 'geeks' (palabra inglesa para definir a apasionados por la tecnología)", dijo un ponente estadounidense a un público de futuros empresarios tecnológicos de México en un reciente "hackathon" de 48 horas, un evento para hacer contactos disfrazado de concurso para desarrollar aplicaciones.

A pesar de su proximidad con Estados Unidos, México ha llegado relativamente tarde a la fiesta de las 'startups' o empresas incipientes de Internet. Con sólo un puñado de empresas operativas, el país todavía se encuentra bastante rezagado respecto a los líderes de la región Chile, Argentina y Brasil, donde las subvenciones públicas han generado escenas locales dinámicas.

Pero con un mercado doméstico tan enorme, la creciente conectividad, una estable y creciente economía y un gobierno nuevo y reformista que podría tomar las riendas en diciembre, la cosa podría cambiar.

"Hay una gran oportunidad esperando encima de la mesa", dijo Doug Renert, inversor estadounidense y ponente invitado que gestiona TandemCap, un fondo para acelerar 'startups' del sector de telefonía móvil con sede cerca de Silicon Valley. "Hay mucho dinero aquí".

"Dentro de diez años, la industria podría estar valorada entre 50.000 y 70.000 millones de dólares (entre 34.000 y 47.000 millones de euros)", dijo César Salazar, socio ejecutivo de Mexican.VC, una compañía de capital riesgo para 'startup' mexicanas que fue adquirida recientemente por 500 Startups, un fondo estadounidense especializado en acelerar empresas.

Los emprendedores dijeron que en años anteriores era complicado encontrar financiación, pero que ahora hay incubadoras que las financian, un puñado de fondos de capital riesgo y un fondo estatal de investigación de reciente creación.

Entre los jóvenes portando sus iPad en el evento, quienes en 48 horas tenían que desarrollar una aplicación para móvil que abordase los problemas de contaminación, tráfico y transporte público de Ciudad de México, los ánimos eran decididamente optimistas.   Continuación...