Presidente catalán: España del norte se ha cansado de la España del sur

jueves 13 de septiembre de 2012 14:13 CEST
 

MADRID, 13 sep (Reuters) - El presidente catalán, Artur Mas, dijo el jueves que hay una cierta fatiga entre Cataluña y España, dos días después de una masiva manifestación en Barcelona que ha abierto el debate sobre una posible independencia de una de las regiones más ricas de una España hundida en la recesión.

Mas, que preside un gobierno en minoría de CiU - una federación nacionalista moderada de centroderecha - desde hace dos años, reclama desde hace meses al Gobierno central de Mariano Rajoy un pacto fiscal que permita a los catalanes gestionar sus propios impuestos, ya que considera que ello les permitiría mejorar su difícil situación económica.

"Entre Cataluña y España se ha producido un sentimiento de fatiga mutua", dijo el político de 56 años en un desayuno informativo en Madrid.

"La España del norte se ha cansado de la España del sur, y la Europa del norte también se ha cansado de la Europa del sur", agregó.

Algunos países del norte de Europa, como Holanda o Finlandia, han adoptado una posición más dura a la hora de aceptar que se concedan más fondos a España - inmersa en el centro de la crisis de deuda de la eurozona y para la que sus socios europeos ya acordaron un rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros -, y piden más medidas de austeridad al Gobierno de Rajoy.

Cataluña, la región más rica en PIB per cápita y que supone una quinta parte del PIB español, tiene un déficit que superó el 3 por ciento en 2011 y que para este año debería quedarse en el 1,3 por ciento, al igual que el resto de las comunidades autónomas, dentro del objetivo global de España del 6,3 por ciento.

Pero la escasez de ingresos en un contexto de recesión y la imposibilidad de financiarse en el exterior, con los mercados cerrados a sus bonos, degradados a nivel basura, ha supuesto que Mas haya acudido al fondo establecido por el Gobierno central para las autonomías, solicitando 5.000 millones de euros.

Mas, que emprendió duras medidas de ajuste desde que llegó al gobierno catalán, ha rechazado cualquier concesión política a cambio de esta ayuda y argumenta que Cataluña aporta 16.000 millones de euros más al Gobierno español de los que recibe.

El 20 de septiembre se reúne en Madrid con Rajoy, que el lunes dijo que el pacto fiscal no es una cuestión prioritaria en una situación en la que hay 5,6 millones de españoles en el paro, 600.000 de ellos en Cataluña, y que ahora "toca la unión y la colaboración".   Continuación...