Sabadell intenta hacerse lugar en débil mercado de emisiones

martes 11 de septiembre de 2012 17:27 CEST
 

LONDRES, 11 sep (IFR) - Algunos bancos de la perieria de la eurozona intentaban el martes llevar cierto ánimo a un mercado primario de bonos corporativos que estaba mostrando signos de fatiga, dijo IFR, un servicio de noticias y análisis financiero de Thomson Reuters.

Entidades de países periféricos como la española Sabadell están poniendo de manifiesto la dura batalla a la que se enfrentan los emisores a la hora de cerrar operaciones, aún con el Banco Central Europeo (BCE) brindando respaldo a la deuda de sus países de origen.

Sabadell se unió a la serie de bancos de la periferia de la eurozona que intentan aprovecharse esta semana del actual 'rally' post-BCE y está sondeando el mercado para emitir deuda a dos años por importe de 500 millones de euros, en lo que sería su primera emisión de bonos garantizados desde febrero.

Los coordinadores de la operación, Barclays, Commerzbank y Credit Suisse se enfrentan a unas condiciones levemente más suaves que las que obtuvo Banesto el lunes en su emisión por 500 millones de euros a cuatro años, que atrajo órdenes por 700 millones y tuvo un precio de 395 puntos básicos (pb) sobre mid-swaps.

Sabadell sólo logro obtener suscripciones para su emisión en su última oferta para la operación, que estaba en el entorno de los 375 pb sobre mid-swaps, que ofrece cerca de 125 pb por encima de los bonos españoles subyacentes.

Sabadell optó por un vencimiento a dos años para evitar el pago de un rendimiento absoluto más alto que se salga de la curva y también para ofrecer a los inversores un tono aún menos riesgos que la emisión de Banesto.

"Vimos que (la emisión de) Banesto no fue verdaderamente muy exitosa, por lo cual pensamos que sería mejor dar un vencimiento un poco más corto", dijo un banquero.

"La operación está yendo bien", dijo un banquero. "El ambiente está un poco más difícil que ayer y creo que estamos viendo a los inversores ir con más cuidado".

El martes, los mercados de crédito europeos abrieron con una continuación de la corrección que se vio desde el viernes, cuando unos datos laborales de Estados Unidos fueron más débiles que lo esperado. Otro factor de riesgo esta semana es la decisión del Tribunal Constitucional Alemán sobre el Mecanismo de Estabilidad Europea (MEDE), que tendrá lugar el miércoles.

Más allá de este ruido de fondo, observadores del mercado dicen que otros bancos de países periféricos están estudiando salir al mercado en los próximos días.

Se rumorea que Bankinter está buscando una ventana atractiva, con banqueros admitiendo que están recomendando a emisores españoles a coordinar sus operaciones para evitar congestión. (Traducción de Feliciano Tisera)