Auditorías no deberían imponer más cargas a entidades sanas-AEB

jueves 21 de junio de 2012 15:27 CEST
 

MADRID, 21 jun (Reuters) - La Asociación Española de Banca (AEB) consideró el jueves que los resultados de las auditorías que se conocerán esta tarde deberían discriminar entre entidades solventes y entidades con problemas y no imponer más cargas a las entidades más saneadas de la banca española.

"Nosotros siempre estamos lógicamente diferenciando entre el que tiene un problema y quien no lo tiene y nos parecería que la forma de solucionar los problemas es centrarse en los que tienen un problema y no extender una carga adicional a los que no tienen ningún problema", dijo el jueves Pedro Pablo Villasante, director general de la AEB en una rueda de prensa.

Villasante no quiso especular sobre si los resultados de los auditores desembocarían o no en una nueva normativa regulatoria que requiera provisiones genéricas a todo el sistema.

Más allá de las necesidades que podría establecer el examen el escenario de estrés de Oliver Wyman y Roland Berger, que una fuente financiera estimó entre 60.000 y 70.000 millones de euros, el mercado discrimina con distinción en 3 grupos, entre los que destacan Santander y BBVA, como los más solventes y que deberían ser excluidos con rotundidad de las ayudas.

Analistas identifican luego un grupo intermedio entre bancos medianos (incluido el Banco Popular) y algunas cajas con algunas dificultades para cumplir eventuales requisitos de capital en situaciones económicas adversas sin ayudas, como el ejercicio de los consultores independientes. Estas entidades podrían requerir ayudas por unas 20.000 a 30.000 millones de euros y las cajas nacionalizadas que asumirían el grueso de estas ayudas, en torno a unos 40.000 millones de euros.

"Si para algo se están haciendo estos ejercicios de valoración, es para que por lo menos quede claro quién tiene el problema y quién no lo tiene", manifestó Pablo Villasante.

El directivo se volvió a mostrar confiado en que la banca comercial española pudiera cumplir con eventuales nuevas exigencias de capital o provisiones sin solicitar ayudas públicas.

"En todas las presentaciones que ha hecho la banca española y en aquellas entidades que se suponía que pudieran necesitar esfuerzos adicionales, han manifestado que lo van a cubrir por sus propios medios, y nosotros nos ratificamos en ello", agregó.

El director general de la AEB también se manifestó en contra de la liquidación clásica de las entidades españolas y volvió a insistir en la que solución pasaba por que las entidades no viables fueran absorbidas por las entidades solventes y que éstas fueran las receptoras de las ayudas para contribuir a sanear el sector financiero español.   Continuación...