UE limitará impacto de rescate bancario sobre déficit español

martes 19 de junio de 2012 19:32 CEST
 

LOS CABOS, México, 19 jun (Reuters) - La Unión Europea está trabajando en una fórmula para limitar el impacto del rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros sobre el déficit público de España a través de la emisión de préstamos a muy largo plazo y tipos muy bajos, según dijo el martes un alto cargo de la Unión Europea.

Mientras se espera que en los próximos dos días se conozcan los resultados de una auditoría privada a los bancos españoles y poco después se efectúe la solicitud formal del préstamo, este asunto centrará probablemente la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona el jueves en Luxemburgo.

"(El rescate bancario) va a elevar el déficit, pero no tanto como temen algunos, y los mercados van a entender lo que estamos haciendo", dijo el funcionario a Reuters en un aparte de una cumbre del G20.

El rescate bancario español no logró despejar las dudas sobre el riesgo de invertir en España, y sus costes de financiación han seguido subiendo, mientras el país sigue en el centro de la crisis de deuda de la eurozona.

El funcionario también confirmó que la deuda aumentaría el ratio deuda-PIB español, pero unos menores costes de financiación y un plazo de devolución más largo aliviarían el peso sobre el déficit.

"Estudiaremos las modalidades para otorgar la ayuda de la menera que reduzca lo más posible los vínculos entre deuda soberana y bancos", agregó.

En una nota emitida la semana pasada, Eurostat, el organismo de estadísticas de la UE, dijo que el préstamo al Gobierno español incrementará la deuda a la vez que los gastos en intereses lastrarían el déficit.

Eurostat dijo que era aún muy pronto para calcular el coste final que el rescate tendrá sobre el déficit, pero explicó que una inyección de capital tendría impacto en el mismo sólo si el Gobierno cubría las pérdidas en los bancos, y que no sería lesivo si el Estado actuaba como un inversor privado.

Las autoridades españoles dijeron que recapitalizarían sus bancos a través de participaciones directas en el capital o a través de bonos convertibles a un interés de al menos el 8,5 por ciento.   Continuación...