17 de junio de 2012 / 15:33 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Grecia vota en unos comicios que podrían decidir el futuro del euro

(Añade detalles con un incidente con granad, citas)

Por George Georgiopoulos y Karolina Tagaris

ATENAS, 17 jun (Reuters) - Los griegos acudían el domingo a las urnas en unas elecciones que podrían decidir si el endeudado país sigue en la eurozona o sale de ella, lo que podría desatar consecuencias que llevaran al fin de la moneda única.

En unas elecciones surgidas a raíz del estricto paquete de austeridad exigido por los prestamistas internacionales como pago para evitar la bancarrota de Grecia, los sondeos de opinión mostraban que el partido de izquierdas SYRIZA, que quiere desechar ese acuerdo, van codo a codo con los conservadores de Nueva Democracia, que en general lo respaldan.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han insistido en que las condiciones del acuerdo de rescate por 130.000 millones cerrado en marzo debe ser aceptado plenamente por un nuevo gobierno o los fondos serán recortados, lo que llevaría a Grecia a caer en bancarrota.

Todos los partidos dicen que mantendrán al país en la moneda única, pero el líder de SYRIZA, Alexis Tsipras, cree que el pacto puede renegociarse sin que Grecia tenga que marcharse, apostando por que los líderes europeos no pueden permitirse las consecuencias de la salida de Grecia.

“Somos optimistas. El futuro pertenece a los portadores de la esperanza. Vamos a ganar”, dijo rodeado de medios de comunicación.

Por el lado de la derecha, el líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, dice que un rechazo al rescate de la UE Y el FMI significaría una vuelta al dracma e incluso más calamidades, aunque él también quiere renegociar algunos aspecto del paquete.

Un sonriente Samaras, que levanta menos expectación entre los medios que su rival Tsipras, dijo a los periodistas en la ciudad de Pylos, en el Peloponeso, donde emitió su voto: “Mañana traerá un nuevo comienzo para Grecia”.

Los sondeos de opinión muestran que los griegos, exhaustos tras cinco años de profunda recesión, son partidarios en su mayoría de permanecer en el euro, pero hay también un agrio descontento por las repetidas subidas de impuestos, recortes de gastos y reducciones salariales.

Muchos votantes están también furiosos con Nueva Democracia y otros partidos tradicionales como el debilitado PASOK, a los que culpan de décadas de corrupción, malgasto e ineficiencia.

“Voté por el rescate porque esas son las condiciones que nos mantendrán en Europa”, dijo Koula Louizopoulou, una profesora de inglés de 66 años, tras depositar su papeleta en Atenas, sugiriendo que había escogido a Nueva Democracia.

“Es la primera vez que estoy deprimida tras las elecciones, sabiendo que voté de nuevo por quienes crearon el problema, pero no tengo otra opción”, añadió.

La victoria de la selección griega en la Eurocopa el sábado dio algo de alivio a los votantes, pero había poco entusiasmo en los centros electorales, que cerrarán a las 7 p.m. (16:00 GMT). Los sondeos a pie de urna se sucederán en cuanto acabe la votación.

En los centros electorales había pocas señales de entusiasmo.

“Solía votar a los principales partidos, pero ya no. He terminado con ellos porque nos trajeron hasta aquí. Es hora de que cambien las cosas en Grecia”, dijo Vassilis Yanellis, un mecánico de 33 años.

La policía acudió a la sede de una cadena de televisión en Atenas a dónde habían arrojado dos granadas que no llegaron a explotar y las autoridades dijeron que no creían que el incidente estuviese relacionado con la votación.

AVANCE

Las elecciones anteriores, el pasado 6 de mayo, dejaron semanas de incertidumbre en las que ningún partido fue capaz de formar Gobierno y los mercados observan ahora ansiosos las primeras señales de los resultados, con la salida de las encuestas de opinión poco después del cierre de los centros de votación a las siete de la tarde hora local (1600 GMT)

Los primeros resultados oficiales saldrán en torno a las 9.30 p.m. (1830 GMT).

El partido que consiga más votos obtiene de forma automática una ventaja de 50 escaños, pero no se espera que ni Nueva Democracia ni SYRIZA obtengan una mayoría clara y, sea cual sea el partido más votado, tendrá que entablar negociaciones con grupos más pequeños.

Los dirigentes europeos han opinado sobre la votación - una repetición de los comicios anticipados del 6 de mayo que no dieron un claro ganador -, y algunos de ellos han instado abiertamente a los griegos a que rechacen a SYRIZA o se arriesgan a minar las propias bases de la moneda única.

Pero quienquiera que gane puede toparse con un mandato de corta vida, y pese a la insistencia de los políticos de la UE, un reajuste de los términos del rescate podría ser inevitable si Grecia tiene que recortar una deuda pública que supone el 165 por ciento de su Producto Interior Bruto.

“Es un escenario que veo como probable y si esa es la condición presentada por Grecia para quedarse y seguir adelante, yo diría que probablemente sea algo que haya que intentar”, dijo Angel Gurria, director de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, en una entrevista con Reuters.

Los bancos centrales de todo el mundo están preparando fondos para respaldar a los bancos y las monedas frente a cualquier consecuencia post electoral. El resultado será el principal tema de la reunión de las mayores 20 economías del mundo, que se reúnen el lunes y el martes en México.

Los responsables de finanzas de la zona euro han abordado limitar el tamaño de las cantidades que pueden sacarse de los cajeros, imponer controles fronterizos e introducir controles de capital ante el peor escenario posible.

Las autoridades de la eurozona han sugerido que podrían dar a un nuevo gobierno griego algo de tiempo para explicar cómo cumplir los objetivos de deuda que establece el rescate, pero que no habría cambios frente a los objetivos.

“Es por eso por lo que es tan importante que las elecciones griegas lleven a un resultado en el que quienes tengan que formar gobierno digan: ‘Sí, acataremos los acuerdos’”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa el sábado.

Una salida de Grecia de la moneda única llevaría a más presión sobre dos economías bastante más grandes: España, que ya ha recibido hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar sus bancos, e Italia, que podría ser la siguiente en pedir un rescate. (Escrito por Matt Robinson y James Mackenzie; Traducido por Inmaculada Sanz y Teresa Medrano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below