Grecia vota en unos comicios que podrían decidir el futuro del euro

domingo 17 de junio de 2012 11:24 CEST
 

Por George Georgiopoulos y Karolina Tagaris

ATENAS, 17 jun (Reuters) - Los griegos acudían el domingo a las urnas en unas elecciones que podrían decidir si el endeudado país sigue en la eurozona o sale de ella, lo que podría desatar consecuencias que llevaran al fin de la moneda única.

En unas elecciones surgidas a raíz del estricto paquete de austeridad exigido por los prestamistas internacionales como pago para evitar la bancarrota de Grecia, los sondeos de opinión mostraban que el partido de izquierdas SYRIZA, que quiere desechar ese acuerdo, van codo a codo con los conservadores de Nueva Democracia, que en general lo respaldan.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han insistido en que las condiciones del acuerdo de rescate por 130.000 millones cerrado en marzo debe ser aceptado plenamente por un nuevo gobierno o los fondos serán recortados, lo que llevaría a Grecia a caer en bancarrota.

Todos los partidos dicen que mantendrán al país en la moneda única, pero el líder de SYRIZA, Alexis Tsipras, cree que el pacto puede renegociarse sin que Grecia tenga que marcharse, apostando por que los líderes europeos no pueden permitirse las consecuencias de la salida de Grecia.

Por el lado de la derecha, el líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, dice que un rechazo al rescate de la UE/FMI significaría una vuelta al dracma e incluso más calamidades, aunque él también quiere renegociar algunos aspecto del paquete.

Los sondeos de opinión muestran que los griegos, exhaustos tras cinco años de profunda recesión, son partidarios en su mayoría de permanecer en el euro, pero hay también un agrio descontento por las repetidas subidas de impuestos, recortes de gastos y reducciones salariales.

Muchos votantes están también furiosos con Nueva Democracia y otros partidos tradicionales como el debilitado PASOK, a los que culpan de décadas de corrupción, malgasto e ineficiencia.

"Es la primera vez que estoy deprimida tras las elecciones, sabiendo que voté de nuevo por quienes crearon el problema, pero no tengo otra opción", dijo la profesora de inglés de 66 años Kula Luizopulu.   Continuación...