Países soberanos europeos y bancos se arrastran unos a otros

viernes 15 de junio de 2012 12:39 CEST
 

Por Sarah White y Amanda Cooper

LONDRES/MADRID, 15 jun (Reuters) - La relación perniciosa entre los países europeos con problemas y sus igualmente atribulados bancos está lastrando a ambas partes y los intentos de los políticos para resolver el problema a menudo sólo está empeorando las cosas, especialmente en España.

Algunos gobiernos y bancos de la zona euro están teniendo cada vez más complicado levantar fondos en unos nerviosos mercados financieros, forzándose cada vez más a una dependencia mutua que acelera esta espiral descendente.

Mientras, los gobiernos se ven forzados a rescatar sus bancos, sufren las calificadiones crediticias soberanas y los inversores extranjeros huyen de sus bonos. Esto se traduce en que los gobiernos dependen más que nunca de los bancos domésticos -que a menudo coinciden con las propias entidades que rescatan- para comprar deuda soberana y financiar los déficit presupuestarios.

España ha mostrado este problema claramente en la última semana. El sábado, solicitó a la zona euro ayuda por hasta 100.000 millones de euros para financiar el rescate de los bancos golpeados por la recesión y el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Días después, el miércoles, la agencia Moody's recortó en tres escalones el rating de España a "Baa3", argumentando que el nuevo plan de rescate incrementaría la carga de deuda del país. Esta decisión dejó a España a un escalón de la temida categoría de "bono basura" que incrementaría notablemente los costes de financiación tanto para el país como para sus bancos.

"De forma crucial (....) más que debilitar la perniciosa interrelación entre bancos y soberanos que ha expuesto a España a una creciente presión al contagio, este rescate la ha reforzado", dijeron analistas de Rabobank.

Los problemas de financiación de los bancos españoles se harán más hondos si Moody's recorta el rating a "bono basura" o si otras agencias siguen sus pasos.

DBRS, una agencia de calificación que usa el Banco Central Europeo para calificar el colateral, dijo el jueves que también se estaba preparando para rebajar la nota de España. Eso forzaría a los bancos a pagar una penalización adicional del 5 por ciento por poner bonos soberanos españoles como colateral cuando piden prestado al BCE.   Continuación...