11 de junio de 2012 / 12:32 / en 5 años

RESUMEN- España se enfrenta a supervisión de "troika"

* UE y Alemania dicen troika supervisará ayuda a banca española

* Euro y valores bancarios suben por alivio tras acuerdo

* China insta a la eurozona a tomar acciones más decididas

* Próximo examen en crisis de deuda serán elecciones griegas

Por Sonya Dowsett y Gareth Jones

MADRID/BERLÍN, 11 jun (Reuters) - España se enfrenta a supervisión de acreedores internacionales después del rescate para su banca acordado este fin de semana, según dijeron el lunes representantes de la Unión Europea y Alemania, contradiciendo al primer ministro Mariano Rajoy, que había insistido que los fondos se recibirían sin esas condiciones.

Los mercados financieros respondieron con alivio al acuerdo del sábado, que supone la apertura de una línea de crédito de 100.000 millones de euros para recapitalizar a bancos españoles en apuros, al comprar los inversores valores bancarios, muy penalizados en bolsa en los últimos meses.

El euro y las bolsas European subían inicialmente, un 5,3 por ciento en la bolsa madrileña y un 4,5 por ciento en el índice bancario STOXX.

Los rendimientos de los bonos españoles e italianos caían después de un acuerdo que reduce el temor de una fuga de capital en los bancos españoles. No obstante, los rebotes anteriores en los mercados han resultado efímeros, perdiendo a menudo gas en un día o dos cuando los inversores comienzan a anticipar por dónde vendrá el próximo rebrote de la crisis de la eurozona.

Las elecciones generales del domingo podrían cambiar rápidamente el ánimo de los mercados si la izquierda radical -hostil a los términos del paquete de austeridad ligado al programa de rescate del FMI y la UE- derrota a los partidos conservadores y de centro izquierda que firmaron el acuerdo, o no hay ningún partido con mayoría suficiente para formar gobierno tras la votación.

Rajoy dijo el domingo que España se había apuntado una victoria al lograr ayuda de los socios de la eurozona sin tener que someterse a un programa convencional de rescate del país, afirmando que el rescate de España no tenía "nada que ver" con los procedimientos impuestos a Grecia, Irlanda y Portugal.

Sin embargo, el comisario de Competencia Joaquín Almunia y el ministro de finanzas alemán Wolfgang Schaeuble dijo que como en los otros rescates, una "troika" integrada por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo supervisaría la ayuda financiera.

Almunia dijo también que el préstamo financiado por los estados europeos para el fondo de rescate de la banca española "lleva aparejada unas obligaciones, unos compromisos por parte de que quién recibirá el préstamo, no solo la obligación de devolver el préstamo en los plazos establecidos sino también algunas otras condiciones".

El FMI participaría en la supervisión del programa de España aunque no contribuye con fondos, y los bancos que reciban la ayuda deben presentar un plan de reestructuración, dijo Almunia.

Schaeuble dijo en la emisora de radio Deutschlandfunk: "El Estado español está recibiendo el préstamo, España será responsible... Habrá igualmente una troika. Lógicamente habrá una supervisión que asegure que el programa se cumpla, pero esto se refiere solo a la reestructuración de los bancos".

BAJO VIGILANCIA

Las finanzas públicas españolas ya están bajo vigilancia de la Comisión Europea en el marco del procedimiento de déficit excesivo de la UE.

El ministro holandés de Finanzas, Jan Kees de Jager, dijo en una carta al Parlamento que los préstamos se sumarían a la deuda pública de España, y que él había insistido en una implicación completa del FMI.

"Era esencial para Holanda que el FMI estuviera implicado en todo el proceso: revisar la petición formal de respaldo, determinar la condiciones, y supervisar los avances", escribió.

El Gobierno español dijo que seguiría con su programa de acudir a los mercados financieros previsto para este año. España sigue necesitando refinanciar 82.500 millones de euros de deuda que vence a finales de año, con una gran suma a finales de octubre, y las comunidades autónomas tienen vencimientos adicionales por valor de 15.700 millones de euros en la segunda mitad de 2012. El Gobierno central y las regiones también tienen que financiar un déficit de unos 52.000 millones de euros este año.

El paquete de rescate bancario sumará hasta 10 puntos porcentuales al nivel de deuda/PIB de España, llevándolo cerca del 90 por ciento, en un momento en el que el país se enfrenta a una recesión, con casi un trabajador de cada cuatro en paro.

Algunos economistas creen que España acabará necesitando un rescate estatal completo, y que Italia podría ser la siguiente en la fila por una combinación similar de deuda alta y nulo crecimiento económico, pese a las reformas iniciadas por el primer ministro, Mario Monti.

El ministro italiano de Industria, Corrado Passera, rechazó la idea de que Roma pudiera necesitar ayuda externa en un momento dado.

"Italia ha hecho lo necesario para salvarse a sí misma en los últimos meses", dijo Passera, antiguo banquero, a periodistas en Milán, diciendo que las medidas de austeridad adoptadas hasta ahora posicionaban a Italia "entre los países mejor colocados para lidiar con las turbulencias financieras en las que Europa se encuentra", dijo.

(Información adicional de Lucy Hornby en Pekín, Fiona Ortiz en Madrid, Blaise Robinson en Paris,; escrito por Paul Taylor; Editado por Peter Graff, traducido por Blanca Rodríguez y Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below