5 de junio de 2012 / 22:58 / hace 5 años

Auditorías a banca española, claves en negociación de ayuda

* Se esperan tres valoraciones distintas de banca española

* España presiona para que los bancos reciban ayudas directas

* La ayuda podrían conllevar duras condiciones aun así

Por Sonya Dowsett y Julien Toyer

MADRID, 6 jun (Reuters) - España, Alemania y el resto de la Unión Europea están en intensas negociaciones sobre cómo ayudar a España a recapitalizar a sus bancos, pero no se tomará ninguna decisión hasta que se haya completado la primera fase del proceso de auditorías independientes, según dijeron fuentes el jueves.

Las reformas del sistema financiero emprendidas en España no han logrado convencer a los inversores de que se han atajado los problemas derivados del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, y las dudas sobre el coste de un eventual rescate han profundizado la crisis de la eurozona.

España necesita ayuda para limpiar su banca, según dijo el martes su ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, que señaló que la cifra que necesita la banca no es astronómica.

El Gobierno está presionando para cambiar las normas europeas de manera que sea posible que los bancos logren ayudas sin el estigma o las duras condiciones asociadas a un rescate convencional, pero no está claro si puede contar con mucha flexibilidad por parte de Alemania, que ha dicho que cualquier rescate lo ha de solicitar el Gobierno.

"Estamos esperando los resultados de la auditoría a mediados de junio, a partir de ahí podremos determinar las necesidades de recapitalización de España y podremos evaluar la situación", dijo una fuente de la UE. Otras fuentes coincidieron en esta idea.

TRES ANÁLISIS DISTINTOS

En las próximos meses se van a conocer tres valoraciones distintas de la banca española.

En primer lugar, el Fondo Monetario Internacional va a publicar su informe completo sobre el sistema financiero español la semana que viene, donde incluirá una cifra global de cuánto capital necesita el sistema financiero para capear un grave bache económico.

A continuación, en la segunda mitad de junio, se conocerá el resultado del análisis que están haciendo las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger sobre las necesidades del sistema.

Las dos firmas utilizarán los datos del Banco de España para realizar unas pruebas de resistencia con una metodología similar a la elaborada el año pasado por la Autoridad Bancaria Europea, dijo una fuente bancaria.

Cinco fuentes diferentes dijeron que con la intención de aumentar la confianza en el resultado las dos auditoras realizan sus análisis por separado, sin consultarse, por lo que las cifras podrían ser distintas.

Otra auditoría, que podría estar completada para agosto o septiembre, la realizarán las cuatro grandes auditoras: KPMG, Deloitte, Ernst & Young y Price Waterhouse Coopers.

Este trabajo incluirá una inspección de cada banco, según dijeron dos fuentes bancarias y una jurídica, con una valoración de los activos y de las medidas tomadas para cumplir con los requisitos de las dos reformas bancarias de saneamientos inmobiliarios introducidas en España en los últimos meses.

La segunda auditoría también evaluará los procesos de control de riesgos de los bancos.

Las fuentes afirmaron que toda esta información, pero sobre todo la auditoría de Wyman y Berger, debe estar disponible antes de que se tome una decisión sobre una eventual ayuda.

"Es difícil imaginar cómo se debe elaborar un plan antes de conocer los resultados de las actuales valoraciones independientes del sector bancario español", dijo un portavoz de la Comisión Europea.

¿PUEDEN CAMBIARSE LAS NORMAS?

España ya cumple las condiciones para solicitar una ayuda para sus bancos, en virtud de la regulación del actual fondo de rescate europeo, el FEEF. De hecho, la regulación exige una auditoría completa de los bancos y, si la situación es urgente, se podría utilizar una auditoría en dos partes.

Sin embargo, la ayuda del FEEF supondría la aplicación de duras condiciones que no serían del agrado del Gobierno, que por este motivo está presionando para que se modifiquen las normas del mecanismo permanente de rescate, el MEDE, que entra en vigor en julio, con el fin de que los bancos reciban la ayuda directamente, sin que el Gobierno sufra la humillación de un rescate

Los expertos legales de los diferentes países no se ponen de acuerdo sobre si esto es posible y Berlín se opone a esta fórmula, aunque podría considerar la concesión de fondos al FROB español como equivalente a un préstamo al Estado.

Según fuentes consultadas, aunque la ayuda directa para los bancos es posible, Berlín podría con todo imponer condiciones al rescate de la banca y el Gobierno español tendría que solicitarlo y firmar un acuerdo de intenciones que conlleva el estigma de un rescate del Estado.

LA CIFRA

Se espera que los auditores externos desvelen más pérdidas en el sistema financiero bajo escenarios estresados pero España espera que la cifra del FMI y las cifras de las diferentes auditorías no sean muy distintas y aporten credibilidad.

Analistas consultados esperan que el sistema necesite entre 30.000 y 70.000 millones aparte de los 84.000 millones de euros ya identificados en los saneamientos que exigen las dos reformas financieras del actual Gobierno.

Responsables gubernamentales españoles se muestran optimistas de que la cifra se situará en la parte baja de dicha horquilla y pueda de esta manera sorprender a los mercados positivamente.

El presidente del banco Santander, Emilio Botín, dijo el lunes que espera que la cifra se sitúe cerca de 40.000 millones de euros, aunque no está claro si se refería a todos los bancos del sistema.

Fuentes del Gobierno indicaron que no creen que la auditoría revele pérdidas en el sistema del alcance de las de la recién nacionalizada Bankia, que ha pedido al Estado 23.500 millones de euros.

El paquete de salvamento pedido por Bankia incluye provisiones por créditos a empresas, participaciones industriales y créditos fiscales que no son extrapolables al resto del sector.

Además, una de las cajas fundadoras de Bankia era Bancaja, una de las entidades más expuesta a la burbuja inmobiliaria en el Levante español.

Sin embargo, Bankia asumió en sus estimaciones un aumento de la mora en su cartera de hipotecas muy superior a la media del sistema financiero español.

De hecho, el diario Cinco Días publicó el miércoles en su web que el Gobierno trabaja en una tercera reforma para garantizar que las entidades tienen suficiente capital con el que afrontar pérdidas en hipotecas, créditos a empresas y a consumo. (Información adicional de Robin Emmott, Barbara Lewis, Annika Breidthardt, Jan Strupczewski, Luke Baker y Andreas Rinke, editado por Mike Peacock; traducido por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below