El Rey reaparece en público en el Día de las Fuerzas Armadas

sábado 2 de junio de 2012 13:03 CEST
 

MADRID, 2 jun (Reuters) - El rey de España Juan Carlos I reapareció en público el sábado, en el Día de las Fuerzas Armadas celebrado en Valladolid, algo más de un mes después de ser intervenido por segunda vez de la cadera que se fracturó en una polémica cacería en Botsuana, por la que pronunció unas insólitas disculpas públicas.

Cojeando y con muleta, el monarca de 75 años no hizo la habitual revista de las tropas - ni siquiera en un vehículo, como el año pasado -, sino que tras saludar a las autoridades congregadas en la Plaza Mayor de la ciudad subió directamente a la tribuna acompañado de la reina Sofía y de los príncipes de Asturias.

La familia real fue recibida con aplausos por parte del público que abarrotaba la plaza, engalanada con banderas para la ocasión.

El Rey tuvo que ser operado de la cadera derecha en dos ocasiones el pasado mes de abril, implantándosele una prótesis, tras sufrir una caída accidental el 13 de abril, cuando se encontraba en una cacería en Botsuana. La noticia del viaje causó indignación en España, inmersa en su segunda recesión en tres años y con uno de cada cuatro trabajadores en el paro.

El malestar público le llevó a pedir disculpas en televisión cuando fue dado de alta la primera vez, un hecho que no había ocurrido nunca.

Juan Carlos I ha sido un personaje muy popular en España, sobre todo por su papel en la transición a la democracia, pero diversos incidentes durante el último año han contribuido a empeorar la imagen de la monarquía, especialmente la imputación por presunta corrupción de su yerno Iñaki Urdangarín.

El Rey, cuya agenda ha sido asumida en este tiempo por el príncipe Felipe, vuelve a viajar la próxima semana, y se irá tres días a Brasil. Sin embargo, la presencia tanto nacional como internacional del heredero es cada vez mayor, y acudirá por ejemplo a Polonia para el primer partido de la selección española en la Eurocopa contra Italia.

El Día de las Fuerzas Armadas, que se celebra anualmente en el mes de junio, ha sufrido este año un notable recorte en su presupuesto, pasando de algo más de 1,3 millones de euros el año pasado a apenas 200.000 euros en esta edición.

El Ministerio de Defensa, que encabeza Pedro Morenés, sufrió un recorte de casi el nueve por ciento en sus cuentas para este año, una cifra por debajo de la media del 17 por ciento para todo el Gobierno pero que sigue dificultando el pago a las empresas de los programas de armamento. (Información de Teresa Larraz Mora; Edición de Leticia Núñez)