EEUU en intensos esfuerzos diplomáticos para ayudar a Europa

viernes 1 de junio de 2012 13:59 CEST
 

WASHINGTON, 1 jun (Reuters) - La Administración Obama está envuelta en una nueva ronda de contactos diplomáticos para empujar a los dirigentes europeos a tomar medidas decisivas con el fin de evitar que el empeoramiento de la crisis europea repercuta negativamente en la recuperación estadounidense y en la global.

Funcionarios en Washington creen que el sistema bancario estadounidense es lo suficientemente fuerte pero saben, por la quiebra de Lehman Brothers en 2008 y la crisis asiática de una década antes, que las crisis tienen la mala costumbre de asestar golpes difíciles de pronosticar y con consecuencias mundiales.

El mensaje a los políticos de la Unión Europea de representantes del Tesoro estadounidense y del Fondo Monetario Internacional, que van de capital europea a capital europea y celebran reuniones en Washington, es doble: recapitalicen el sistema financiero rápidamente con el fin de estabilizar los bancos y establezcan un plan claro para el futuro político de la unión monetaria.

Los funcionarios temen que una salida desordenada griega de la zona euro o una huida de los bancos en España o Italia, podría desatar unas consecuencias desconocidas, con el consiguiente efecto debilitante para una de por sí templada recuperación estadounidense, a pocos meses de que Obama enfrente unas elecciones presidenciales.

Los funcionarios estadounidenses son reservados acerca de los consejo que proporcionan a Europa. Pero responsables financieros internacionales y expertos en Washington, que están en contacto regular con el FMI y con el Tesoro estadounidense, dicen que existe la sensación de que a Europa se le está acabando el tiempo.

"Están diciendo, hagan lo que hagan, resuélvanlo y esta vez háganlo correctamente", dijo un funcionario.

Esta urgencia también resonó en Bruselas el jueves, cuando los más altos funcionarios, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, y Olli Rehn, Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, emitieron advertencias sobre la necesidad de acción o el riesgo del colapso de la unión monetaria.

España tampoco se reserva nada. "Se trata del futuro del euro", dijo a Reuters durante una entrevista la vice presidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

España se ha convertido en el foco de la crisis de la zona euro. Sus bancos enfrentan unas necesidades de 184.000 millones de euros y Madrid ha realizado varios intentos fallidos para sanearlas, al tiempo que intenta controlar el déficit público.   Continuación...