Sabadell cree auditoría alimenta dudas sobre banca española

jueves 31 de mayo de 2012 19:30 CEST
 

MADRID, 31 may (Reuters) - El presidente de Banco Sabadell , Josep Oliu, reconoció el jueves que la valoración de los auditores independientes a la banca española ha introducido una mayor incertidumbre sobre el estado de salud del sector financiero.

"(La) valoración independiente por (parte de) seis firmas consultoras y auditoras, que se enfrentan a la tarea de valorar los balances del sistema bancario español y su capacidad de resistencia ante un escenario adverso (...) ha añadido una nueva incertidumbre al sistema", dijo Oliu durante su intervención.

Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como Roland Berger y Oliver Wyman realizarán una valoración de la banca española en un intento por arrojar más transparencia sobre su estado de salud.

Además, el presidente de Banco Sabadell dijo que la crisis de Bankia, que se ha convertido esta semana pasada en la mayor operación de salvamento de la banca española, y las necesidades de recapitalización de muchos bancos procedentes de las antiguas cajas de ahorros habían abierto la posibilidad de una solicitud de ayuda del Gobierno a Europa para financiarlas.

Oliu manifestó que los 23.465 millones de euros de ayuda pública a Bankia habían creado inquietud al poderse utilizar como referente general para la situación de las entidades bancarias española, "lo cual no es así".

El estado de salud del sector financiero español, junto con las elevadas cifras de déficit de las administraciones públicas, han situado a España en el ojo del huracán de los inversores internacionales y alimentan los temores a una ayuda externa internacional.

OPERACIÓN CAM

El presidente de Sabadell también destacó ante la junta como un hito para la entidad la operación de compra de la Caja de Ahorros del Mediterráneo cuya integración definitiva está prevista para los primeros días del próximo mes de diciembre después de haber recibido la víspera la autorización de la Unión Europa para su adquisición.

Oliu, que destacó que había renunciado a las ayudas de liquidez diseñadas inicialmente en la adjudicación de la operación de la CAM, manifestó que el Banco Sabadell preveía mantener un core capital por encima del 10 por ciento al cierre de 2012. (Información de Jesús Aguado; editado por Tomás Cobos)