España estudia aplazar subastas de Catalunya Caixa y B.Valencia

viernes 25 de mayo de 2012 16:32 CEST
 

(Reenvía información)

MADRID, 25 may (Reuters) - El Fondo de Reestructuración Ordenada (FROB) está estudiando aplazar las subastas tanto de Catalunya Caixa (CX) como de Banco de Valencia debido sobre todo a las nuevas valoraciones que realizarán los auditores independientes a la banca española y que podrían determinar mayores necesidades para este tipo de entidades, dijeron el viernes varias fuentes implicadas en el proceso de venta.

"Se está estudiando aplazar las subastas de Banco de Valencia y Catalunya sobre todo por las valoraciones que van a hacer de la cartera de los activos de la banca Roland Berger y Oliver Wyman", dijo una fuente implicada en el proceso de venta de estas entidades.

Ni en el Banco de España ni en el Ministerio de Economía quisieron hacer comentarios.

Esta fuente agregó que en el caso de Catalunya Caixa la resolución de la misma se podría aplazar hasta pasado el mes de agosto desde una fecha inicialmente prevista de finales de junio, mientras que en el caso de Banco de Valencia se retrasaría hasta principios de julio desde mediados de junio.

"Los reales decretos y la auditoría a la banca española son factores que están incidiendo en el proceso de subasta", agregó otra fuente.

Este aplazamiento se produciría además después que el Gobierno español abriera el miércoles la puerta a la creación de de un gran banco público nacional con la eventual integración de CX en la también nacionalizada BFA-Bankia.

En el mercado se consideraba en un primer momento que la gran banca y la saneada Kutxabank eran los favoritos para adjudicarse CX

La banca está presionando para replantear las condiciones de las actuales subastas sobre todo a la vista de la valoración independiente que las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman tienen previsto hacer sobre los activos de la banca española y que podría determinar necesidades de capital diferentes en este tipo de entidades.

La primera fase de la valoración de estos auditores, que está previsto acabe a mediados de junio, coincidía en pleno con los procesos de subasta y afectaría sobre todo a CX que, con unos activos de más 70.000 millones de euros, podría requerir de unos mayores esquemas de protección. (Información de Jesús Aguado; editado por Carlos Ruano)